Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El racismo contra los gitanos se triplica entre los adolescentes

Fuerte aumento de la xenofobia en España, según un sondeo

El racismo contra los gitanos entre los escolares españoles, se ha triplicado de 1986 a 1993, según un estudio que acaba de publicar el catedrático de Antropología de la Universidad Complutense Tomás Calvo Buezas, especialista en temas de xenofobia. Este estudio está basado en una encuesta realizada en 1993 e incluye datos comparativos de otro sondeo similar realizado por este mismo catedrático en 1986. Del resultado de esta comparación, y según explicó ayer en Madrid el autor, lo que más llama la atención, "es la gravedad de la tendencia creciente del racismo contra los gitanos".

La encuesta realizada por Tomás Calvo Buezas en 1993 fue sometida a un total de 5.168 alumnos de octavo curso de EGB, BUP, COU y FP de 110 colegios, públicos y privados, pertenecientes a 41 provincias de las 17 Comunidades Autónomas. El sondeo cuenta con un margen de error de más-menos 3% sobre los datos globales y está recogida en un amplio trabajo que la editorial Tecnos y la Junta de Extremadura acaban de publicar con el título Crece el racismo, también la solidaridad. Tanto en este sondeo como en el que el mismo catedrático había efectuado en 1986, los gitanos ocupaban el primer lugar de los más "rechazados". Sin embargo, el porcentaje de los escolares que hace siete años se mostraban partidarios de expulsarlos de España era muy inferior (un 11,4%) al de 1993, en el que esta cifra se eleva al 30,8%, casi el triple.

Al igual que hace siete años, los escolares de hoy siguen manifestando, en segundo lugar, su animadversión hacia los árabes. La tendencia racista también aumenta en este caso hasta duplicarse: del 11, 1 % de los encuestados a favor de su expulsión de España en, 1986 se ha pasado a un 26, 1 % en 1993.

Según el antropólogo, con ocho y nueve puntos de "significativa diferencia", les siguen en la lista de grupos étnicos rechazados los negros de África (con un 14%), negros de América Latina (l3%), indios de América Latina (13,%), judíos (13%) y portugueses, con un 11%.

Prejuicios adormecidos

La reflexión final que hace este antropólogo ante estos resultados es que los prejuicios racistas y xenófobos están incrustados y petrificados en la cultura. tradicional española y, por lo tanto, estaban "adormecidos" en 1986 y ahora en 1993 aparecen reactivados, avivados y transformados ante el cambio que se ha vivido en la sociedad española en estos últimos anos.Entre los factores que han contribuido a este fenómeno se apunta al continuo crecimiento de la comunidad de emigrantes, el auge de conflictos étnico-raciales y una percepción de peligro social y competencia desleal de los trabajadores extranjeros, especialmente los procedentes de países desfavorecidos.

Advierte Tomás Calvo Buezas, en sus conclusiones, que los jóvenes no son los principales agentes en esta escalada del racismo, sino los "más visibles espejos de lo que sucede en la sociedad global".

Además del tema del racismo, su estudio ha tenido como objeto conocer la actitudes de los adolescentes españoles ante otros pueblos y culturas así como sus valores de permisividad ante el sexo y el alcohol.

También se ha investigado su grado de confianza ante las instituciones y partidos políticos, sus creencias religiosas, normas éticas e intentado identificar sus personajes más admirados.

Según asegura este catedrático de Antropología, -que ha sido distinguido entre otros galardones con el Premio de Investigación sobre el Bienestar Social y el Premio Hidlago junto al escritor alemán Günter Grass-, se trata de una generación bastante hedonista.

En su opinión, los adolescentes españoles parecen haberse fabricado una religión o lista de valores éticos a la carta, que apuesta por la familia, la ecología o la solidaridad, pero que huye del sacrificio y el compromiso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1995