Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clamor contra EE UU en Okinawa por la violación de una niña japonesa

La noticia ocupó una pequeña columna en las páginas de sucesos. Una niña japonesa de 12 años regresaba de la compra cuando tres soldados estadounidenses le vendaron los ojos y la amordazaron. Luego, según la Policía, los dos marines y un marinero la violaron en una playa. Tres semanas más tarde, el clamor antinorteamericano, centrado en Okinawa, la isla sureña donde ocurrió el suceso, recorre todo el archipiélago y ha motivado un espinoso debate entre Tokio y Washington.

Aunque ambos gobiernos intentan aligerar la tensión, las manifestaciones populares que comenzaron pidiendo una revisión del Acuerdo del Estatuto de las Fuerzas Armadas norteamericanas en Japón, han abierto el camino a multitudinarias protestas, en las que se exige la salida del Ejército norteamericano del país.

La semana pasada, 3.000 personas se congregaron en Naha para participar en una manifestación convocada por varias organizaciones cívicas y los sindicatos. Ha sido la mayor manifestación de este tipo desde que Estados Unidos devolvió Okinawa a Japón en,1972.

Mientras los tres acusados continúan bajo custodia de sus compañeros de armas, la Asamblea Prefectúal de Okinawa ha aprobado una resolución en la que se pide una reducción del número de bases.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de septiembre de 1995