La fiscalía se querella contra seis miembros de HB y KAS por injurias y amenazas a la Ertzaintza

El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Jesús Cardenal, ha presentado cuatro querellas contra seis miembros de Herri Batasuna (HB) y de la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) por los presuntos delitos de injurias, calumnias y amenazas veladas contra la Ertzaintza, y por desacato contra el consejero de Interior. Las querellas recogen la acusación de "asesina" realizada contra la policía vasca por dirigentes de la izquierda abertzale en relación con la muerte, el pasado 30 de junio, de Rosa Zarra, tras recibir un pelotazo lanzado por un ertzaina. Cardenal lleva interpuestas este año ocho querellas y una denuncia contra integrantes de HB y KAS por sus declaraciones amenazantes contra policías, políticos y periodistas.

La última denuncia, presentada anteayer, se derivó de unos carteles publicados en el diario Egin del 1 al 3 de julio en los que se acusaba al PNV, EA y PSOE de la muerte de Zarra y se tildaba a la policía vasca de "zipaios asesinos". En el homenaje a la víctima y en días posteriores, miembros de la izquierda abertzale arremetieron contra la Ertzaintza y el consejero de Interior, Juan María Atutxa, responsabilizándolos. Al menos uno de los seis denunciados es aforado.Según el informe forense y el del Instituto Nacional de Toxicología, no se hallaron pruebas de que el pelotazo causara la muerte de Zarra. El Juzgado de Instrucción número 2 de San Sebastián archivó la semana pasada las diligencias tras atribuirse a causas naturales".

Este asunto motivó también otra querella de la fiscalía contra Karmelo Landa, parlamentario de HB, quien acusó a los forenses de estar "a sueldo de la Ertzaintza".

Las otras querellas se refieren a declaraciones de miembros de Gestoras Pro Amnistía acusando a la Ertzaintza de asesinar a un simpatizante de la izquierda abertzale que sufrió un infarto en una manifestación en Ondarroa (Vizcaya). A éstas hay que sumar una por las críticas a la policía en una nota de KAS tras la desarticulación del comando Vizcaya de ETA, en Loiu, en la que murió el activista Ángel Irazabalbeitia. Aún hay otra más, interpuesta hace 15 días, por otras declaraciones presuntamente delictivas contra los ertzainas.

Cardenal considera que esta batería de querellas obedece al "aumento del número de este tipo de ataques verbales" y a que la autoridad gubernativa envía ahora a la Fiscalía y al Ministerio de Justicia e Interior las declaraciones de los dirigentes abertzales o los comunicados que considera delictivos.

El sumario por la denuncia presentada en marzo contra 13 dirigentes de KAS por defender la posibilidad de atentar contra periodistas continúa su tramitación después de que el alto tribunal rechazara ayer el recurso de la fiscalía contra el alzamiento del secreto sumarial.

El juez está a la espera de las diligencias que pida el fiscal. Sin embargo, Cardenal dijo ayer que, de momento, no tiene previsto pedir ninguna y que las decisiones le competen al magistrado. Entre los denunciados están el parlamentario Mikel Zubimendi y el portavoz de HB, Floren Aoiz.

Por otro lado, Ismael Moreno, juez de la Audiencia Nacional, ha citado a declarar mañana a Felipe San Epifanio, Pipe, miembro del comando Barcelona de ETA y ex componente de la Mesa Nacional de HB, para investigar la relación entre la coalición independentista y la banda terrorista, según Servimedia.

Esta citación se produce después de que la Sección Tercera de la Sala Penal acordase que la conexión entre Pipe y HB debía ser objeto de la investigación para determinar si la coalición debe ser declarada responsable penal y civil del atentado contra el Gobierno Militar de Barcelona del 18 de abril de 1994, en el que murió una persona.

El juez, a instancias de la Asociación Víctimas del Terrorismo, ha pedido a la policía y la Guardia Civil que "aporten datos concretos" sobre los hechos de aquel día "en la sede del Gobierno Militar y el sindicato LAB, Gestoras Pro Amnistía, la coalición HB y Jarrai [juventudes de KAS]". Moreno ha pedido también datos sobre "la financiación del comando" y "la posible vinculación" de sus miembros y alguno de los grupos, la coalición y el sindicato referidos.

Incendiado un coche patrulla

Un grupo de jóvenes radicales, informa Efe, incendió anoche un coche-patrulla de la Ertzaintza en Algorta (Vizcaya). Los agentes habían descendido del mismo al comprobar que había varias barricadas y fueron atacados, sin que resultaran heridos, con cócteles molotov, a los que respondieron con disparos intimidatorios.En esa misma localidad, según fuentes policiales, se lanzaron artefactos explosivos contra la sede del Banco Central Hispano. La oficina en Renteria (Guipúzcoa) de la aseguradora Mapfre fue otro de los objetivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de septiembre de 1995.

Lo más visto en...

Top 50