Catorce heridos en los disturbios causados por trabajadores de los astilleros en Cádiz

Los trabajadores de los astilleros públicos de la bahía de Cádiz volvieron ayer a la guerrilla urbana para "meter presióng9 a la nueva sesión negociadora que se desarrollará hoy en Madrid. La jornada de protesta se saldaba a media tarde de ayer con 13 policías heridos -entre ellos un ofícial del cuerpo- y un trabajador lesionado. Cuatro vagones de Renfe fueron incendiados y las instalaciones de la estación ferroviaria sufrieron cuantiosos daños. El tránsito de trenes quedó interrumpido hasta media tarde. Un total de 24 trenes y más de 5.000 viajeros se vieron afectados.

La contundente actitud de los trabajadores quedaba explicada por Angel Naranjo, secretario del comité de empresa del astille ro gaditano: "No tenemos claro lo que está pasándo en las negóciaciones. Mientras haya despidos no cesaremos en las movilizaciones. En otras ocasiones nos manifestamos pacíficamente y nadie nos tiene en cuenta".La jornada de protesta comenzó pasadas las nueve de la mañana. Tanto en Cádiz como en Puerto Real, las respectivas asambleas decidían secundar las cuatro horas de paro. Los empleados de Puerto Real trataron de cortar la circulación por el puente León de Carranza, uno de los dos accesos por carretera a Cádiz. El despliegue policial impidió que los obreros tomasen el puente, pero ambos bandos se estuvieron arrojando material antidisturbios y objetos contundentes durante toda la mañana y parte de la tarde.

Fue en la propia capital gaditana donde se registraron los hechos de mayor violencia. Los trabajadores colocaron barricadas en la contigua carretera industrial, principal acceso al puerto comercial, así como en la vía férrea. Renfe ha evaluado ya en más de 40 millones los daños que han sufrido sus bienes desde que empezó el conflicto. La presencia policial convirtió el área en el escenario de una batalla campal.

Los trabajadores lanzaron con profusión cócteles molotov y gran cantidad de objetos contundentes: bolas de acero, tomillos y hasta varillas de soldar. Reforzaban su acción con el empleo de una manguera a presión que alejaba los botes de humo y mantenía a raya a los policías.

Por la tarde, el Gobierno Civil gaditano difundió un comunicado en el que resaltaba que "no existen argumentos que justifiquen acciones violentas" cuando "existe un compromiso de base entre las partes para el mantenimiento de la fáctoría".

En Sevilla, grupos de opera rios se concentraron en la esclusa del Gudalquivir y cortaron el tráfico fluvial, impidiendo el paso al puerto durante dos horas, al barco Canarias Express.

Los trabajadores de Astille ros Españoles en Sestao bloquearon ayer el acceso del tráfico a las instalaciones del puerto de Santurtzi durante casi media hora. La movilización de ayer transcurrió sin incidentes, informa Eva Larrauri desde Bilbao.

La práctica totalidad de los trabajadores de la Naval secundaron las protestas. Tras concentrarse ante las oficinas centrales de la empresa en Sestao, los empleados se dirigieron hasta los accesos del puerto. Después, la marcha se dirigió hasta el centro de la localidad de Santurtzi, donde los trabajadores impidieron la entrada de clientes en las sucursales bancarias durante unos de 30 minutos. La huelga parcial de cuatro horas fue secundada ayer en los diversos turnos de los dos astilleros públicos gallegos, Astano, de Ferrol, y Barreras, de Vigo, informa Primitivo Carbajo. Los trabajadores de Astano se manifestaron por el interior del astillero. Los de Barreras se manifestaron por Vigo y celebraron una asamblea en un céntrico instituto de enseñanza.

Los trabajadores del astillero asturiano Juliana Constructora Gijonesa se manifestaron por varias calles de Gijón y cortaron durante más de una hora los accesos desde el centro de la ciudad a la autopista que une las tres poblaciones más importantes de la región, informa Javier Cuartas desde Oviedo. A causa. de la protesta laboral también sufrieron retrasos en su salida el tren Talgo-Gijón Alicante y varias unidades de cercanías de Renfe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de septiembre de 1995.

Lo más visto en...

Top 50