Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno centrará en Perote las explicaciones sobre la trama de chantaje

El Gobierno ultima en estos días una explicación convincente sobre la existencia de presiones y amenazas a la seguridad del Estado. La actuación del coronel Juan Alberto Perote, ex jefe de operaciones del Cesid, será tomada como base por el ministro de Defensa, Gustavo Suárez Pertierra, para intentar demostrarlo el próximo miércoles en la Comisión de Secretos Oficiales. Las fuentes gubernamentales informantes excluyen la mención del ex presidente de Banesto Mario Conde, contra el que no se poseen pruebas concluyentes.

El ministro intentará demostrar a los representantes de los grupos parlamentarios de la oposición que el Ejecutivo no ha cedido a las "presiones" recibidas por el abogado del banquero, Jesús Santaella. En lenguaje coloquial y en conversaciones informales, los miembros del Gobierno y los dirigentes del PSOE mencionan con fruición a Mario Conde como parte "de la trama contra el Estado", por un lado, y contra "'el Gobierno" por otro.Ahora bien, no, encuentran "de momento" base probatoria para implicar al banquero en una operación susceptible de ser delito. Ésta es la razón por la que el Gobierno centrará todas sus explicaciones en la actuación del coronel Juan Alberto Perote, sobre el que aseguran que hay base suficiente para que los portavoces parlamentarios concluyan en que está en marcha una operación de "presión" o "chantaje" contra el Ejecutivo.

En un difícil equilibrio, los representantes socialistas tratan de hacer distinciones entre lo que es una operación política de "derribo del Gobierno" y otra de "presión al Estado". Esta vía la inauguró el pasado miércoles el presidente del Gobierno, Felipe González, en los pasillos del Congreso.

Por primera vez, el Gobierno dará cuenta a los exclusivos miembros de la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso del contenido del material secreto presuntamente sustraído del Cesis por el ex número dos del Cesid Juan Alberto Perote. La información la dará el titular de Defensa.

El presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Joaquín Almunia, se muestra tan categórico como animoso al afirmar que las explicaciones reservadas que ofrezca el Gobierno el miércoles en la comisión y las públicas de unos días después en el pleno del Congreso demostrarán que en la reunión entre el presidente del Gobierno y el abogado Jesús Santaella no hay nada que reprocharle a González. Tampoco creen que tengan nada de que arrepentirse respecto a lo sucedido antes de la entrevista.

El Gobierno pone énfasis en su preocupación por los papeles de los que pueda disponer el coronel Perote. A modo de ejemplo, resaltan la inquietud que esta situación produce en los agentes que trabajan para el Gobierno en el sur de Francia, ante la posibilidad de que sus nombres estén ya circulando en papeles supuestamente secretos.

Mucho por desvelar

El Gobierno asegura que aún desconoce con precisión el alcance de la trama que denuncia. González ha manifestado públicamente que aún quedan algunos aspectos por desvelar. Ministros y altos cargos del Gobierno que conocen detalles de la trama se reunirán antes de la comparecencia del miércoles para poner en común sus conocimientos.El ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch; el de Defensa, Gustavo Suárez Pertierra; el de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el ex vicepresidente Narcís Serra, tratarán de perfilar el alcance de lo que llaman la trama contra la seguridad del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de septiembre de 1995

Más información

  • El Ejecutivo excluirá a Mario Conde por falta de pruebas concluyentes