Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego arrasa 1.000 hectareas en el parque de Sierra Bermeja

Unas 1.000 hectáreas de pinar y monte bajo han quedado arrasadas en 24 horas por el fuego que calcinó la ladera sur del parque natural de Sierra Bermeja, en Estepona (Málaga). Sobre las 15.00 de ayer quedaron controlados los dos frentes que azotaron al paraje natural, al amainar el fuerte viento de poniente y comenzar a caer una oportuna lluvia. Horas antes, más de un centenar de personas habían abandonado sus casas ante el riesgo de verse afectadas por el humo y las llamas. Un bombero resultó herido con quemaduras en la cara. Es el segundo siniestro de Sierra Bermeja este verano. Hace poco más de un mes en la cara opuesta ardieron 11.400 hectáreas."Fue un gran problema", afirmó el matrimonio inglés Puchner, que tuvo el fuego rodeando su villa, estratégicamente construida en la ladera de la sierra. La pareja, que pasaba unos días de vacaciones en la Costa del Sol, tuvo que pernoctar el lunes en el pueblo y regresar en la mañana de ayer a poner orden en el inmueble cubierto por las cenizas del pinar vecino. En el otro extremo del incendio, a tres kilómetros del casco urbano, numerosos vecinos de la urbanización Forest Hill tuvieron también que ser desalojados de sus hogares en previsión del avance del fuego. El Club de Tenis Estepona, enclavado en la sierra, fue evacuado. "Se suspendieron todos los partidos y bajamos a los 90 niños que estaban practicando por temor a que el incendio se saltara el cortafuegos que tenemos cerca", explicaba, un monitor.

Mas de 1.000 personas, entre ellas 80 legionarios de Ronda participaron en la extinción del incendio que parece que no fue provocado, en contra de las primeras impresiones. "El origen aún no está claro", advirtió el delegado provincial de Medio Ambiente, Rafael Centeno, quien planteó como hipótesis más probable la descarga de un cable de alta tensión de un particular en el cañaveral donde se inició el fuego. Agentes de la policía autonómica indagan entre los vecinos de la finca Los Polvitos, zona que se encuentra a tres kilómetros del casco urbano y donde comenzó el incendio, para tratar de esclarecer su origen.

El alcalde, en Madrid

El terreno calcinado pertenece en sus dos terceras partes a propiedades privadas y sólo unas 300 hectáreas a monte público. La reserva de pinsapos, 30 hectáreas de las preciadas coníferas que coronan la cima de Sierra Bermeja, ha sido preservada del fuego, que llegó a estar a pocos metros.El ayuntamiento de Estepona, gobernado por Jesús Gil Marín, hijo de Jesús Gil y Gil, reprochó la actuación del delegado de Medio Ambiente por considerarla tardía. Centeno rechazó tal acusación: "No la voy a admitir de alguien que, mientras yo estaba aquí, él estaba en Madrid", dijo en referencia al hijo del presidente del Atlético de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 1995

Más información

  • El incendio bordeó una reserva de pinsapos