DEPORTE Y TRANSPORTE

El PP catalán apoya las dos ruedas; el madrileño, no

No sólo el PSOE, al frente del Ayuntamiento de Barcelona, ha decidido apoyar la bicicleta como un medio de transporte en la ciudad. También el Partido Popular barcelonés, a diferencia de sus compañeros de Madrid, lo hace. Alberto Fernández Díaz, portavoz de este partido en el Ayuntamiento de Barcelona, lo tiene claro: "Estamos de acuerdo en potenciar la bicicleta, y así lo hemos votado repetidas veces; para nosotros, la bicicleta puede utilizarse de dos maneras, como instrumento deportivo y lúdico los fines de semana, y como medio de transporte diario. Hay impedimentos, las cuestas, por ejemplo, pero se pueden solventar eligiendo otros caminos. Yo mismo utilizo la bicicleta cuando puedo, aunque normalmente voy en moto. Eso sí, hay que tener ojo a la hora de instalar los carriles bici: a veces, se invade el espacio de los peatones".

Más información

También el Partido Popular en Madrid, al frente del municipio, lo tiene claro, aunque de una forma muy distinta.

El concejal de Tráfico, Ignacio Echeverría, del PP, no cree que ir montado sobre dos ruedas sirva para desplazarse en Madrid. Sostiene que la bicicleta es un mero instrumento deportivo, y que su utilidad no va más allá del paseo o del entretenimiento. "En las grandes ciudades europeas como París o Londres no se circula en bicicleta", afirma el concejal. Al decirle que sí se utiliza en Berlín, Amsterdam, Estocolmo o Barcelona, añadió: "Se estudiará el asunto".

Echeverría ve dos pegas añadidas al asunto de los carriles bici en Madrid: "Por un lado están las cuestas y los desniveles y por otro, el hecho de que aquí se han habilitado carriles especiales para los autobuses y no se respetan demasiado. ¿Quién me garantiza a mí que se van a respetar los de la bicicleta?", se pregunta Echeverría.

PSOE e IU, a favor

Tanto el PSOE como Izquierda Unida disienten de la postura del equipo municipal: "Desde hace unos años el Ayuntamiento posee un estudio sobre posibles carriles bici y nunca ha hecho nada; claro que pensamos que es bueno para Madrid que se potencie el usó diario de la bicicleta; pero, con el Ayuntamiento actual eso no es posible: no hace más que estimular el vehículo privado para desplazarse por las calles, algo que hemos denunciado en muchísimas ocasiones", dice Eugenio Morales, responsable del área de Urbanismo del grupo socialista.Justo Calcerrada, de IU, precisa, además, que para habilitar carriles bici en Madrid que sirvan hace falta antes solucionar el problema del tráfico: "Mientras el centro de Madrid no pertenezca a los peatones y siga siendo patrimonio exclusivo de los coches no hay nada que hacer. Estaría bien que la Castellana sirviera para los ciclistas, pero antes, repito, hay que aliviar el tráfico", sostiene Calcerrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de septiembre de 1995.