ETA quería matar hoy al Rey

Los terroristas habían señalado al príncipe Felipe y a Aznar como objetivos alternativos

Los terroristas habían elegido fecha. Hoy, domingo 13 de agosto, el etarra Jorge García Sertucha debería haber asesinado al Rey de un disparo realizado con un rifle de precisión. Así lo confesó ayer al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón Juan José Rego Vidal, presunto jefe del comando detenido por la policía el pasado miércoles en Palma de Mallorca. Garzón ordenó a primera hora de la mañana de, ayer, tras una madrugada de interrogatorios, el ingreso en prisión de Rego, su hijo lñaki y García Sertucha. También fue a la cárcel, que podrá eludir con una fianza de tres millones, Jon Aldasoro, detenido en San Sebastián en el curso de la misma operación.En caso de que fallara el atentado contra el Rey, los presuntos etarras tenían en su punto de mira al príncipe de Asturias y al presidente del Partido Popular, José María Aznar, según consta en el auto de prisión dictado en la madrugada de ayer por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Aznar fue recibido ayer por el Rey en el palacio de Marivent. La policía encontró en poder de los etarras documentos que demuestran que el ex presidente Adolfo Suárez había sido también sometido a vigilancia.

Más información

Los presuntos etarras declararon que, entre los días 4 y 6 de agosto, García Sertucha e Iñaki Rego tuvieron tres veces a tiro al Monarca cuando éste se encontraba en el yate Fortuna. Sin embargo, las dificultades para huir les hicieron desistir de disparar en esas ocasiones. El atentado contra el Rey fue una orden directa de la cúpula etarra. Los miembros del comando mantuvieron en mayo, en Toulouse, una reunión con Iñaki de Rentería, considerado como el jefe del aparato militar de ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de agosto de 1995.