Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hormaechea prometió 20.000 millones no presupuestados

El Consejo de Gobierno cántabro presidido en funciones por Juan Hormaechea prometió durante los últimos meses -coincidiendo con la campaña electoral y mediante el envío de cartas- a varias decenas de empresarios e industriales de la comunidad subvenciones, sin ninguna cobertura presupuestaria, por un valor que alcanza casi los 20.000 millones de pesetas.El nuevo Consejo, presidido por José Joaquín Martínez Sieso, revisa ahora cuidadosamente aquellas promesas, que, en ciertos casos, se recibieron con algún escepticismo por sus hipotéticos beneficiarios. Sólo la consejería de Turismo e Industria prometió subvenciones, en determinadas circunstancias a fondo perdido, por una cuantía de 18.000 millones, equivalentes a seis veces el presupuesto correspondiente a 1994 de este departamento. Con cargo a la de Ganadería y Pesca se aprobaron subvenciones del orden de los 865 millones.

El presidente cántabro, Martínez Sieso, declaró ayer que se tardará bastante tiempo en conocer la cifra exacta de la "fiebre de subvenciones" que durante los meses pasados afectó a los anteriores dirigentes de la comunidad.

Los actuales consejeros y los destinatarios de las generosas cartas mantienen ahora contactos para intentar aclarar las cosas. La revisión de las ayudas prometidas no supone, según Martínez Sieso, que sus potenciales receptores vayan a quedar sin apoyo alguno. Por el contrario, ha prometido continuar la política de subvenciones, pero ha advertido que eso se hará siempre que no se vulneren los marcos legales y presupuestarios y estén de acuerdo con las posibilidades económicas existentes.

Nada contra Movilla

Por otra parte, el nuevo Consejo de Gobierno ha acordado desistir del recurso que se sigue ante el Tribunal Supremo contra el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial, de 24 de mayo de 1994, por el que Claudio Movilla fue nombrado presidente del Tribunal de Justicia de Cantabria.A finales del año pasado, el Gobierno presidido por Hormaechea presentó el recurso basándose en la presunción de que Movilla no pertenecía a la carrera judicial. En el mismo no se tenía en cuenta que había ingresado en la magistratura a principios de los años setenta.

El presidente de Cantabria, Martínez Sieso, subrayó que el desestimiento obedece al deseo del Gobierno regional de implantar la normalidad en las relaciones con todas las instituciones de la región, incluido el poder judicial. Movilla fue el juez que presidió el juicio contra Hormaechea y sus consejeros.

Asimismo, el nuevo Ejecutivo ha prescindido de los procuradores y abogados ajenos a la Administración regional que fueron contratados por el anterior. Ello concuerda con los principios de austeridad en el gasto público que se ha impuesto en la nueva etapa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de agosto de 1995