Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arzalluz reivindica la soberanía de los territorios vascos en España y Francia

El presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, hizo ayer en la conmemoración del centenario de la fundación de su partido una defensa, de la soberanía del pueblo vasco al norte y al sur de la frontera hispanofrancesa, a la que, dijo, los peneuvistas no han renunciado con el acatamiento de la Constitución y la defensa del estatuto de autonomía. Ante medio millar de cargos del PNV, Arzalluz sostuvo que el pacto estatutario sólo supuso el compromiso de acatar unas reglas de juego en provecho de la praxis política.

"Una nación como la vasca nunca cede ni acata ni reconoce ninguna otra soberanía más que la de su propio pueblo", afirmó el presidente del PNV. Arzalluz puntualizó, sin embargo, que la independencia de los "seis territorios" (las tres provincias de la comunidad autónoma vasca, Navarra, incluida la parte francesa, y las comunidades históricas de Soule y Labort, también al otro lado de los Pirineos) no es el único fin del PNV. "Tenemos que construir nuestra sociedad sobre bases justas y respetuosas. Es lo que intentamos hacer sin esperar a que el tejado esté puesto".Para conmemorar su primer siglo de existencia, el PNV reunió ayer en su sede central de Bilbao -construida sobre el solar donde se levantaba la casa familiar del fundador de esta formación política, Sabino Arana- a los miembros del, Euskadi Buru Batzar (ejecufiva), de la Asamblea Nacional y de las juntas municipales del partido. El núcleo del acto fue la presentación a los dirigentes del PNV de un documento de "compromiso nacionalista".

Los miembros de la ejecutiva, con su presidente a la cabeza, fueron los primeros en estampar su firma al pie del documento en el que prestan juramento de "fidelidad a la causa del pueblo vasco", por encima de todo. "Sin contraponer jamás el interés particular al de la patria", precisa el texto. "Porque el sentido de pertenencia a una patria en peligro es el que ha unido antes y une ahora a todos nosotros".

El documento será presentado a partir de ahora a militantes y simpatizantes del PNV. La conmemoración del centenario culminará el próximo 17 de septiembre con la celebración multitudinaria del Alderdi eguna (día del partido) en Salburua (Álava).Los firmantes del compromiso nacionalista declaran en primer lugar que Euskadi es su patria y se reconocen como "un mismo pueblo unido por su origen y por su voluntad", dueño de sí mismo, indica el documento, y "que no acata otra soberanía". El texto señala la libertad y la justicia como la base de la convivencia y rechaza de forma tajante el empleo de la violencia, porque "nadie es más que nadie y todos nos debemos respeto en nuestras ideas, decisiones y actos".

La defensa de la igualdad se extiende a los colectivos al. rechazar el racismo y afirmar que ningún pueblo es superior en dignidad a otro. "Rechazamos el racismo, la opresión de un pueblo por otro, y defendemos el derecho a ser, a existir y a vivir conforme a su voluntad".

De padres a hijos

Arzalluz otorgó al documento un carácter de compromiso público y privado. "Cada uno de nosotros puede tener este documentó en casa y transmitírselo a sus hijos para que conste quién era su padre y su madre y lo que pensaron de su tierra y su pueblo", dijo. "Las herencias no son sólo materiales, son también de valores".

La lengua vasca ocupa un lugar preferente en el manifiesto peneuvista, que considera su recuperación "una absolutaprioridad". Arzalluz reconoció que el PNV ha desatendido la normalización del idioma vasco y pidió al partido que recupere "el pulso en el cultivo y en el uso del euskera" en la vida cotidiana. "Si no, difícilmente podemos llamarnos nacionalistas", añadió.

Los peneuvistas no hacen referencia alguna en su compromiso a la figura del fundador. Arzalluz, en cambio, dedicó gran parte de su intervención a explicar el contexto histórico que vivió Arana y su concepto de nación. "No hay que achacarle el radicalismo, hay que achacarlo al concepto de nación española, calcado del francés, que hizo tabla rasa de todo lo que existía", dijo en referencia ala abolición foral. El presidente defendió al fundador y al partido de las acusaciones de racismo. "No somos racistas, proclamamos la igualdad de todos los pueblo", aseguró.

Música para un centenario

La música estuvo presente también en la conmemoración del centenario del PNV. Sobre un austero escenario, el tenor José Antonio Urdiain ofreció un recital de melodías compuestas por Sabino Arana. El público, desde el lehendakari José Antonio Ardanza hasta el último representante de las juntas municipales, aplaudió con entusiasmo.La fundación. Sabino Arana también quería poner música al centenario. El encargo de la composición recayó en Carmelo Bernaola. La pasada semana estaba lista una cantata de 40 minutos, titulada Euzkadi, con zeta como manda la grafía sabiniana.

Bernaola propusó que la letra fuera obra de Antxon Zubikarai, con quien ya colaboró en la nueva versión del himno del Athletic. El texto incluye palabras sueltas, versos de métrica popular y, por supuesto, la máxima central de Sabino Arana: "Euskaldunon aberria Euskadi da". Euskadi es la patria de los vascos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995

Más información