Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex alcalde de L'Hospitalet, condenado por tráfico de influencias

La Audiencia de Barcelona ha condenado al socialista Juan Ignacio Pujana, ex alcalde de L'Hospitalet, a un mes de arresto mayor, seis anos de inhabilitación especial para cargo público y una multa de 300.000 pesetas por tráfico de influencias. Se trata de la primera sentencia en España por este delito, que fue introducido en el ordenamiento jurídico en 1991 tras el estallido del caso Juan Guerra.

El tribunal condena a Pujana como autor de un delito de tráfico de influencias "de forma directa, material y voluntaria". En su argumentación, la sala considera probado que un amigo de Pujana -Victor Gasulla, también condenado- influyó en él para que una sociedad municipal adjudicara a la empresa Blas Zaplana las obras de un aparcamiento. La constitución de esta constructora, de dudosa solvencia para afrontar una obra de cerca de 500 millones de pesetas de presupuesto, fue auspiciada por el amigo de Pujana.

Por otro lado, el ex regidor ha sido absuelto de los otros delitos de los que estaba acusado -dos cohechos, que le imputaba el fiscal, y estafa y falsedad documental, solicitados por la acusación particular- con peticiones de penas que en algún caso llegaban hasta los diez años de prisión.

Los jueces no han encontrado suficientes indicios que prueben que Pujana cobró dinero en concepto de comisiones tal y como sostenía el ministerio público, qué fijó en 14 millones tales percepciones. En cuanto al segundo cohecho, por la utilización de un vehículo propiedad de la sociedad de Gasulla, Pujana ha sido absuelto porque el delito prescribió en 1992, aunque, "en cualquier caso, la absolución sería igualmente procedent e" porque se trató de una cesión amistosa.

Asimismo, el tribunal condena a Roberto Ruiz, primer teniente de alcalde con Pujana, a seis años de inhabilitación para cargo público, por prevaricación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995