Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González revelará hoy a la ejecutiva del PSOE si el 'caso GAL' altera sus planes políticos y electorales

El secretario general del PSOE, Felipe González, comunicará hoy a la comisión ejecutiva sí ha cambiado sus intenciones respecto, al calendario electoral y las prioridades de su Gobierno tras la determinación del juez Baltasar Garzón de implicarle en el caso GAL. La decisión de González es no plantear ahora la cuestión del candidato electoral, sino posponerla a septiembre. La mayoría de los miembros de la ejecutiva, empezando por el vicesecretario general, Alfonso Guerra, consideran que González debe ser el candidato y mantener la fecha de marzo de 1996 para las elecciones.

La última reunión de la comisión ejecutiva federal del PSOI antes de las vacaciones veraniegas estaba considerada absolutamente rutinaria por sus convocantes.Sin embargo, la decisión de Garzón de inculpar al presidente del Gobierno, Felipe González; al ex vicepresidente Narcís Serra, al ex ministro del Interior José Barrionuevo y al dirigente de la propia ejecutiva José María Benegas en el caso GAL ha causado una auténtica conmoción en el PSOE, de la que no se podrá abstraer el, encuentro de hoy, según reconocen diversos miembros de la ejecutiva.

La reunión comenzará con una intervención del secretario general, González, sobre la situación creada y se espera que en esta ocasión sean muchos los ejecutivos que tomen la palabra. El vicesecretario, Guerra, será uno de ellos, ya que tiene "algunas ideas" de cómo actuar, según fuentes de su entorno. No obstante, la opinión de Guerra la conoce perfectamente González tras la conversación telefónica que mantuvieron en la mañana del pasado sábado.

Según los interlocutores consultados, Guerra considera que tanto un adelanto electoral como la retirada de González de la candidatura a la presidencia del Gobierno constituirían una victoria "de la asociación de inalhechores". Guerra utilizó el pasado sábado, en la Cadena SER, esta expresión para explicar su punto de vista sobre todo lo que está pasando, cuyo objetivo, concluyó, es "derribar al Gobierno democráticamente elegido".

Esta tesis ha calado profundamente en la organización socialista, que ha reaccionado un tanto emocionalmente al ver a su secretario general acusado de estar al frente de la trama de los GAL. En principio, no hay datos de que González se haya vuelto atrás de su decisión de no presentarse a las próximas elecciones.

González no dio ayer ninguna pista sobre cómo ve las cosas, ya que evitó a los medios de comunicación en Mallorca, adonde se trasladó para mantener una de sus habituales reuniones de trabajo con el rey Juan Carlos, según informa Andreu Manresa. González permaneció algo más de hora y media en el palacio de Marivent.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995

Más información

  • El presidente del Gobierno mantuvo ayer una reunión de trabajo con el Rey en Mallorca