Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo deja para septiembre el estudio de la implicación de González en el 'caso GAL'

La Sala Segunda del Tribunal Supremo no empezará a estudiar la presunta implicación en el caso GAL de Felipe González, el ex vicepresidente Narcís Serra, el ex ministro del Interior José Barrionuevo y el presidente del PSE-PSOE, Txiki Benegas, hasta después de las vacaciones judiciales, en el mes de septiembre, según informaron fuentes de la propia sala. Dada la trascendencia del caso, la supuesta existencia de indicios de criminalidad en la conducta de los cuatro aforados será analizada en sala general, es decir, por el pleno de la Sala Segunda.

El Supremo decidió ayer trasladar al fiscal la exposición motivada que elevó el juez instructor del caso, Baltasar Garzón, en el que éste se refería a la existencia de indicios de delito de pertenencia a banda armada en grado de, fundación o de dirección para los cuatro altos dirigentes socialistas.También se presumían indicios. de malversación de caudales públicos en las conductas de Felipe González y José Barrionuevo, y de detención ilegal y proposición para el asesinato únicamente en la del ex ministro del Interior. El Supremo es el único órgano competente para juzgar a los miembros del Gobierno y a los diputados.

El fiscal deberá informar ahora a la sala si también aprecia los indicios de delito. En ese caso, instaría a que el Supremo continúe con la instrucción de la causa, y, de estimarlo así, debería pronunciarse sobre el fondo del asunto y proponer la práctica de las diligencias que considere oportunas. Si el fiscal entiende que en el sumario no hay suficientes indicios para considerar que los aforados han cometido un delito, debería proponer que se devuelva la causa a Garzón para que busque otros indicios.

El Tribunal Supremo ha autorizado al juez Garzón a que continúe la tramitación del sumario y practique aquellas diligencias que considere necesarias o urgentes, siempre y cuando no afecten de modo directo a ninguno de los cuatro aforados.La exposición motivada del juez Garzón ha quedado registrada en el Supremo como la causa especial número 2.530 / 95, y para su tramitación se ha designado provisionalmente una sala de admisión integrada por los magistrados Fernando Cotta, José Augusto de Vega y Francisco Soto Nieto.

Cotia y Soto están considerados como conservadores en medios jurídicos, mientras que De Vega suele alinearse con tesis defendidas por el PSOE. La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha estrenado presidente el pasado mes de julio, Fernando Cotta, que ha establecido nuevas normas de reparto de los asuntos. No obstante, algunos de los magistrados dé la sala ha mostrado su disconformidad con la medida, por lo que las nuevas normas han quedado en suspenso para ser debatidas en un próximo pleno de los jueces.

Suspicacias

Esta decisión afecta al caso GAL, que es el único asunto que ha tenido entrada en la sala y todavía no ha sido repartido. Sea cual sea la decisión de los magistrados, el caso GAL será el primero para el reparto del nuevo turno, por lo que, independientemente de la limpieza con la que se someta a turno, siempre levantará suspicacias.Para prevenir este hecho, y debido a la trascendencia del asunto, será el pleno de los magistrados de la sala el que estudiará el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995

Más información

  • Garzón seguirá instruyendo salvo en lo que afecte al presidente, Serra, Barrionuevo y Benegas