Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno austriaco anuncia una ley contra el curanderismo

El Gobierno austriaco anunció ayer la presentación en breve de un proyecto de ley contra el curanderismo y las sectas, según anunció el canciller federal Franz Vranitzky. El político, que consideró que ambos fenómenos están estrechamente vinculados, hizo hincapié en la necesidad de proteger eficazmente de esa lacra sobre todo a los niños y menores, y agregó que no puede permitirse que una secta, o los propios padres, priven a un niño de sus derechos como persona. El canciller aludía al caso de la pequeña Lidia, de seis años, a quien sus padres, influidos por el médico alemán Geerd Ryke Hamer, impidieron que fuera sometida a quimioterapia para tratarle un tumor. El médico está suspendido para ejercer "por personalidad psicopática".

Este fin de semana las autoridades quitaron la tutela de Olivia a sus padres y la internaron por la fuerza en el Hospital General de Viena.

Según el oncólogo austríaco Werner Scheithauer, más de seiscientos modelos terapéuticos alternativos compiten con la medicina tradicional por el bienestar de los pacientes: desde terapias celulares a base de fetos de ovejas hasta el llamado tratamiento de ondas cortas de las células neuronales vegetativas.

El Colegio de Médicos de la región austriaca de Estiria, donde Hamer tiene un centro de su "nueva medicina", informó a la Fiscalía de 34 casos de pacientes por él tratados y fallecidos entre 1989 y 1995. En España, unos 3.000 pacientes con cáncer son tratados directa o indirectamente por Hamer (Ver El PAÍS de ayer).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de julio de 1995