Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU contribuyó a armar a los bosnios, según 'The Washington Post'

Estados Unidos ha consentido -y a veces contribuido- el suministro, por parte de varios países musulmanes de las armas con las que el Gobierno bosnio ha combatido este año, según funcionarios europeos citados ayer por el diario The Washington Post. Esa política, que violaría el embargo internacional respaldado por Washington, sólo ha servido, según sus aliados, para crear ilusiones de victoria a los musulmanes de Bosnia. La Casa Blanca ha negado la acusación. El ministro bosnio de Exteriores, Mohamed Sacirbey, también desmintió que su Gobierno reciba ayuda militar de EE UU, pero añadió que ésta sería bien recíbida.

Según las fuentes citadas por The Washington Post -funcionarios del Gobierno estadounidense, que mantienen el anonimato, e informes de los servicios de inteligencia europeos- Turquía, Pakistán y Arabia Saudí, países de confesión islámica y estrechos aliados de Estados Unidos, han sido utilizados muchas veces de puente para el envío de armas norteamericanas a sus correligionarios en Bosnia. La Administración de Bill Clinton estaba enterada de esos envíos y no sólo no los impidió, sino que en algunas ocasiones colaboró para hacerlos posibles. No queda claro en las declaraciones recogidas por la prensa estadounidense en qué medida las decisiones sobre los suministros fueron tomadas por Washington o por los países mencionados.El problema ha salido a relucir en los últimos meses en diversas reuniones entre dirigentes militares norteamericanos y europeos, y aunque Estados Unidos siempre lo ha negado, ha sido un motivo permanente de fricción entre los aliados y una de las razones del impasse al que ha llegado Occidente en Bosnia.

Datos a favor

Las fuentes mencionan algunos datos que respaldan esa teoría:

-Varios vuelos nocturnos llegados a Tuzla a principios de este año descargaron fusiles M-16 y uniformes norteamericanos. La operación fue hecha con aparatos C-130 turcos, pero EE UU la organizó, y sus aviones de patrullaje sobre Bosnia contribuyeron a despejar el camino. Esta información ha sido confirmada también por funcionarios norteamericanos que en el pasado tuvieron responsabilidad en Bosnia. El general retirado John Sewall, consejero especial de las secretarías de Estado y de Defensa para la federación bosniocroata, y su antecesor en el cargo, John Galvin, han estado, en realidad, asesorando a los bosnios en asuntos militares. Sewall lo niega, pero reconoce que el jefe de las fuerzas de la ONU en los Balcanes, el general francés Bernard Janvier, "está muy nervioso" por sus actividades en la región. Un alto mando militar francés comentó a The Washington Post: "Si no están implicados en la planificación militar, ¿qué hacen allí?".

Varios oficiales retirados de fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos están asesorando a los musulmanes en el manejo de armas y facilitándoles entrenamiento militar. El general Sewall dijo que él no podía responder por la actividad privada de los ciudadanos norteamericanos. "Pero por lo que respecta a funcionarios del Gobierno, no lo estamos haciendo. De eso estoy seguro", añadió.

El Gobierno de Pakistán está introduciendo en Bosnia desde hace tiempo, también con el respaldo de Washington, misiles Stinger del tipo de los que fueron utilizados para atacar a un avión francés este año. Ese episodio irritó profundamente al Gobierno de París, que es el que con mayor claridad ha denunciado la violación norteamericana del embargo.

çEl portavoz del Pentágono, Kenneth Bacon, negó que Estados Unidos esté suministrando armas a los musulmanes. " No estamos violando el embargo impuesto para controlar la guerra en Bosnia", dijo. Pero no desmintió que la Administración supiese que otros países lo hacían. Hace meses, Clinton se desentendió formalmente de vigilar el cumplimiento del embargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 1995

Más información

  • Países islámicos amigos sirvieron supuestamente de puente