Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Interviú' deberá pagar 34 millones a Marta Chávarri por violar su intimidad

Audiencia Provincial de Barcelona ha ordenado la ejecución de la sentencia que condenó a la revista Interviú a pagar una indemnización de 34 millones de pesetas a Marta Chávarri por publicar unas fotos, tomadas en una discoteca madrileña, en las que se apreciaban partes íntimas de su cuerpo.Esa suma, incrementada en sus intereses legales correspondientes, es inferior a los 200 millones solicitados por Gonzalo Casado, abogado de Marta Chávarri. Sin embargo, los 34 millones fijados definitivamente constituyen la cantidad más alta de establecidas hasta la fecha por los tribunales españoles en la demanda para proteger el derecho al honor, a la intimidad la propia imagen.

La ejecución de la sentencia ha tardado casi dos años, después de que la demandante gana el pleito entablado en todas instancias judiciales. La sentencia contra la revista fue fijada por el juzgado de primera instancia número 21 de Barcelona y confirmada más tarde por la Audiencia Provincial. El Grupo Zeta, propietario del semanario, perdió después un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Lo público y lo privado

La sentencia contra Interviú es firme desde el 28 de julio de 1993, en que la Sala de lo Civil del Supremo consideró "inviable" el argumento legal intentado por la revista, en el sentido de que Marta Chávarri "se había colocado, a través de sus propios actos, en una zona en la que era esperado, y hasta cierto punto justificado, el riesgo de intromisión en su intimidad, de cuya publicidad había obtenido tiempo atrás provechosos efectos".Las fotos publicadas por Interviú mostraban a Marta Chávarri sentada en una discoteca sin ropa interior. La carencia de interés social de dichas fotos, que fueron publicadas en febrero de 1989 en Interviú, y la falta del consentimiento para publicarlas, son las razones por las que los tribunales consideraron que la revista se entrometió en el derecho de Chávarri a la intimidad y a su propia imagen.

A juicio de los tribunales, el derecho a la imagen no impide su captación, reproducción o publicación por cualquier medio, cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público y se obtenga durante un acto público en lugares públicos. Pero Marta Chávarri no ejercía profesión de notoriedad ni cargo público alguno.

La orden de ejecución de sentencia establece que la indemnización debe ser pagada. de forma solidaria por la empresa editora, el director de la revista en aquel momento, Ignacio Fontes, y el autor del reportaje, Constantino Blanco Rodríguez. Ninguno de ellos hizo ayer comentarios.

El semanario Interviú obtuvo con esas fotografías uno de sus mayores éxitos de venta. La publicación de tales fotos constituyó una de las puntas del escándalo que se desató cuando otras fotografías anteriores destaparon la existencia de una relación personal entre Marta Chávarri y Alberto Cortina. Esto hizo saltar por los aires no sólo el matrimonio de este último con Alicia Koplowitz, una de las dueñas de la empresa Construcciones y Contratas, sino que provocó una crisis en el citado grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de julio de 1995