Un ex concejal del PP intimidó con tiros de fogueo a unos ladrones

El ex concejal Miguel Martín Vela, del Partido Popular, responsable del distrito de Fuencarral-El Pardo desde 1989 hasta el pasado 29 de mayo, es un experto tirador. Posee licencia de armas, es "cazador de siempre" y practicó el tiro olímpico. En la madrugada del pasado 16 de junio ejercitó esa habilidad, según un informe policial, con cuatro disparos de fogueo que dirigió desde la ventana de su domicilio, en la calle de Sangenjo, en el barrio del Pilar, hacia la calzada para espantar a unos ladrones que habían roto la luna de una tienda situada frente a su casa.Un local comercial de ropa y artículos de regalo propiedad, además, de sus vecinos de bloque. Los ladrones se llevaron material por valor de 1,5 millones. En su fuga no respondieron a esos disparos. Hasta aquí, la versión de la policía.

Martín Vela niega la mayoría de estos datos, contenidos en un mensaje interno elaborado por los agentes policiales que actuaron esa noche y que dieron cuenta así de lo ocurrido cuando regresaron a la comisaría de Fuencarral: "4.30 horas. Informa efectivo policial del robo en establecimiento Mari Luci, ubicado encalle Sangenjo, número 18, al cual tres individuos han fracturado la luna, dándose a la huida en vehículo marca Opel modelo Azcona, M-6144-EZ; figura denunciado. Cuando se daba a la huida, el concejal del distrito de Fuencarral, D. Miguel Martín Vega [sic], de 66 años, ha efectuado cuatro disparos con revólver calibre 38, siendo efectuados desde su domicilio. Se desconocen más datos del arma, manifestando que presentará el arma en comisaría.

Del establecimiento se hace cargo la propietaria, Lucita González Alvarez, de 54 años. Se hace constar que, según la dotación actuante, los disparos son de fogueo".

Fuentes policiales informaron de que un arma, con munición reglamentaria o de fogueo, sólo se puede usar con licencia y para defensa propia. El concejal asegura que dispone de la licencia correspondiente.

El artículo 585 del Código Penal señala un castigo o pena de uno a cinco días de arresto menor o una multa de 5.000 o 25.000 pesetas para "los que, de modo leve, amenazaren a, otro con armas o las sacaren en riña, como no sea en justa defensa".

El concejal negó ayer, en un primer momento, cualquier participación en los hechos. Luego precisó: "Sé que robos se han hecho varios por la, zona, y enfrente de mi casa también, porque es una calle muy castigada, pero yo no he disparado nada porque no se me ocurre hacer esas locuras". Más tarde añadió: "No tengo constancia de la fecha. Creo que fue en una tienda".

El marido de la dueña del local, vecino y "amigo de toda la vida" del edil, sí memorizó: "Eran las tres y media de la madrugada. Mi esposa sintió unos golpes y la alarma. Se asomó y los vio huir desde el balcón. El concejal no disparó. Bajó conmigo 15 minutos después. Fue la policía la que tardó más de 25 minutos en llegar".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción