Diputados del PSOE, contra las penas de carcel para los insumisos

Varios diputados socialistas, encabezados por Manuel de la Rocha, han solicitado formalmente que el Grupo Parlamentario Socialista, que se reúne hoy -horas antes de que, esta tarde, el Pleno del Congreso reanude el debate sobre el futuro Código Penal-, discuta sobre la suavización de las penas previstas para los insumisos al servicio militar y a la prestación social sustitutoria. Tales diputados proponen que el PSOE vote a favor varias enmiendas de CiU que sustituyen las penas de cárcel por inhabilitación. IU, PNV y CC defienden la despenalización total del rechazo al servicio militar.

A pesar de que numerosos diputados socialistas son sensiles a la necesidad de que el nuevo Código Penal solucione de forma satisfactoria el problema de la insumisión, la Comisión de Justicia e Interior del Congreso, que modificó en otros puntos el proyecto de ley remitido por el Gobierno, dejó intactos los artículos referidos a esta materia, tres de los cuales castigan con penas de cárcel a los insumisos y sólo uno con inhabilitación y multa, cuando el objetor "se negare de modo explícito, por actos concluyentes", a cumplir la prestación social susitutoria.El texto aprobado en comisión castiga al objetor de conciencia que se retrase más de un mes en su incorporación a la prestación social sustitutoria o que deje de asistir a la misma durante más de 10 días, con de seis meses a dos años de cárcel. El que, citado legalmente para cumplir el servicio militar, se retrase sin causa justificada más de un mes en incorporarse, será castigado con de seis meses a dos años de cárcel en tiempo de paz y de tres a seis años en tiempo de guerra, y el que, en igual caso, se niegue a cumplirlo, será castigado con de dos a tres años de cárcel en tiempo de paz y de cuatro a ocho en tiempo de guerra.

Ante el debate en el pleno de la Cárnara, De la Rocha, Álvaro Cuesta, Nicolás Redondo Terreros, Antonio Pérez Solano, Rafael López Martín de la Vega, Tomás Rodríguez Bolaños y otros diputados socialistas han solicitado formalmente a la dirección del grupo parlamentario que hoy se debata sobre el tratamiento de la insumisión "y más concretamente de la pena a aplicar en tales supuestos". Los firmantes del escrito utilizan por primera vez el reglamento del grupo para la solicitud de debate y señalan que su posición "no coincide con la que el grupo viene oficialmente defendiendo".

La propuesta de estos diputados, según explicarán hoy al grupo, tiene fácil encaje parlamentario, mediante la aceptación en el pleno de varias enmiendas de CiU -aliada política del Gobierno socialista- que suprimen la pena de cárcel para todos los supuestos de incumplimiento del servicio militar o de la prestación social y la sustituyen por la de inhabilitación absoluta de ocho a 12 años -en el único caso que el proyecto del Gobierno aplica esta pena la impone de 10 a 14 años- y multa de hasta 144.000 pesetas o 36 millones (según los recursos del condenado), como en el texto actual. CiU sólo propone cárcel -de uno a cuatro años- para la negativa al servicio militar en tiempos de guerra.

Los diputados socialistas que proponen apoyar las enmiendas de CiU discrepan del planteamiento despenalizador, por entender que la negativa a cumplir con el Estado merece alguna sanción, aunque no la privación de libertad. En cambio, el portavoz del grupo socialista en la Comisión de Justicia e Interior, Javier Barrero, en un encuentro con periodistas, manifestó ayer que la inhabilitación perjudica a los objetores más modestos, al suprimirles las becas y otras ayudas del Estado, y no a "los que son opositores a notarías", puso como ejemplo. Aseguró que en el derecho comparado predominan las penas de cárcel.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS