Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sillón le cuesta a Marco trece meses de prisión y seis años de inhabilitación

Audiencia de Zaragoza condenó ayer a 13 meses de prisión y seis años de inhabilitación, así como a una multa de 75.000 pesetas, al propietario general de los socialistas aragoneses y ex presidente regional, José Marco, por malversación de caudales públicos y falsificación documental en el caso del sillón. Marco, miembro del comité al, que tenía previsto presentar a última hora de ayer su dmisión de la secretaría en un intento de que se convoque un congreso extraordinario dominado por los marquistas, únicamente "delegó" sus competencias en los secretarios de área para celebrar la próxima emana un comité regional con vistas a un congreso extraordinario. a sentencia contra Marco, que se considera inocente y ha anunciado a la presentación de un recurso e el Supremo, asume en su todad los argumentos y la petición del Ministerio Fiscal, que estuvo especialmente contundente n la vista oral al reprobar la trascendencia de los delitos cometidos por los personajes públicos.A los otros dos procesados se s han reducido las penas pedias. Adolfo Blanco, el industrial inculpado, proveedor del sillón que Marco instaló en su casa pagándolo con dinero de la Diputación de Zaragoza, de la que era residente en 1990, y José María alero, el arquitecto que visó rutianariamente por imprudencia", según el tribunal- la factura fraudulenta, han sido condenados a mes y un día de arresto mayor. Blanco tendrá que abonar una ulta de 50.000 pesetas.

En el fallo se indica también que Marco tendrá que devolver a la Diputación, junto a los correspondientes intereses legales, las 77.977 pesetas del pago del sillón. Esta partida se enmascaró en su día como reparaciones efectuadas en el mobiliario de una de las sedes de la institución.

Marco, que acudió al acto acompañado tan sólo por uno de sus habituales guardaespaldas, se mostró consternado al conocer la decisión judicial. En ella se da por probado, como denunció el propietario y gerente de Buró Oficinas, que dentro de la relación habitual de suministros de esta empresa a la Diputación su entonces presidente ordenó a través de un funcionario la instalación de un sillón de despacho, fabricado en cuero y con madera de haya, en su domicilio particular. Para su pago se dio igualmente orden al proveedor para que redactara una factura por un concepto distinto: "Reparación varias sillas palacio de Sástago [edificio de la Diputación].

Los hechos, en 1990, no fueron denunciados por Blanco hasta 1994, cuando Marco dirigía el Ejecutivo aragonés y se le negó, pese a presentar la oferta más barata, la concesión para, amueblar uno de los locales del servicio al público en la sede gubernativa,.

Al margen de su recurso a las instancias superiores, Marco no ingresará en la cárcel al carecer de antecedentes penales y ser la pena privativa de libertad inferior a los dos años. No obstante, según fúntes jurídicas, no podría rehuírla de ser condenado a prisión por otra causa: se halla en fase de instrucción el caso del espionaje a diversos. dirigentes políticos aragoneses en la etapa en que presidía la comunidad.

Paralelamente a la resolución judicial, los marquistas del PSOE aragonés pusieron en marcha una estrategia para hacerse con el control de Grupo Parlamentario en las Cortes regionales y convocaron una reunión de la Ejecutiva para que Marco dimitiera y diese paso a la celebración de un congreso extraordinario en la creencia de que pueden seguir temiendo el apoyo de las bases frente a los renovadores.

Desde la Ejecutiva Federal se trató de impedir que en la asamblea de ayer se adoptaran resoluciones irreversibles anunciando a sus integrantes, por fax, que el próximo lunes la dirección nacional resolverá finalmente la controversia en la organización.

Pero la ejecutiva regional acordó entrar en un proceso asambleario rápido, comenzando por un comité regional de mayoría marquista, la próxima semana y un congreso extraordinario antes del 15 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 1995

Más información

  • Condenado por malversación y falsificación