Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALEIX VIDAL-QUADRAS PRESIDENTE DEL PARTIDO POPULAR DE CATALUÑA

"Convergència es una máquina de chupar del presupuesto"

El líder del PP, José María Aznar, le ha señalado como su candidato para competir con Pujol en las elecciones autonómicas en Cataluña, sobre cuyo adelanto se especula desde hace meses.Pregunta. ¿Para cuándo espera las elecciones autonómicas?

Respuesta. Es bastante probable que sean en otoño. Pujol quiere aprovecharse de la debilidad del Gobierno para sacarle algunas cosas que le permitan continuar clientelizando a la sociedad catalana. Pero, por otra parte, apoya a un Gobierno cuya continuidad irrita a sectores significativos de la sociedad catalana: empresarios, etcétera. Este apoyo empieza a tener un coste electoral para CiU, como se ha visto, y eso también empuja a anticipar las elecciones.

P. ¿Qué ha cambiado en Cataluña para el PP tras el 28-M?

R. Por vez primera hay trasvase directo de votos de CiU al PP. Esto se debe a tres causas. En primer lugar, las negativas consecuencias sociales y económicas de la continuidad del Gobierno socialista: paro, inflación descontrolada, subida de los tipos de interés bancarios... Otra causa son los excesos nacionalistas. Perjudican la imagen de Cataluña en el resto de España, se producen reacciones de antipatía que acaban dañando a las empresas catalanas.

P. ¿Y la tercera causa?

R. La corrupción. Los asuntos de Subirá, Planasdemunt, Alavedra... Y ahora, el caso Roma.

P. Pero, en la discusión del caso Cullell, ustedes votaron con CiU en apoyo del ex consejero.

R. Fue el único que, ante las sospechas, se explicó ante el Parlament y dimitió. Alavedra y Subirá deberían tomarlo como ejemplo.

P. ¿Qué va a ofrecer el PP a los catalanes en las autonómicas?

R. No vamos a variar nuestra oferta. Tiene un componente nacional, que es nuestra consolidación como alternativa ante el PSOE. Y un componente catalán, un proyecto centrado, moderado.

P. Un catalanismo moderado es lo que ya ofrece CiU, ¿no cree?

R. No. Nosotros estamos en la línea del mejor catalanismo, el de Capmany, Joan Maragall, Cambó. Pujol está en la línea radicad de Maciá y de Companys. La radicalidad de Pujol se manifiesta en negar a España su condición de nación. En el intento de imponer el monolingüismo catalán. En el control de los medios de comunicación. En la deformación de la historia de Cataluña y de España que se enseña en las escuelas. Bajo un discurso moderado hay radicalismo nacionalista.

P. Pues el reelegido alcalde de L'Hospitalet, un socialista, ha dicho que la enseñanza del catalán -y la inmersión lingüística- no es conflictiva en su ciudad y acusó al PP de demagogia.

R. Unos padres que no son libres de elegir la lengua de la escuela de sus hijos no están en una situación de igualdad.

P. ¿Qué hará Pujol para recuperar votos que han ido al PP?

R. Podría hacer una maniobra para engañar al electorado.

P. ¿Pujol engaña?

R. Dice que mantiene la gobernabilidad, pero sostiene a un Gobierno que no gobierna. Dice que lucha por la recuperación económica, pero apoya una política que hunde a las empresas. Dice que lucha contra la corrupción y la practica... ¿Qué se puede esperar de un partido como Convergència, que ante la ampliación del aborto dice que no tiene posición definida? Es pura máquina electoral. Una máquina de chupar del presupuesto.

P. ¿No es que mientras que CiU puede pactar con el PSOE, el PP tiene unas posiciones de derecha radical que no le permiten tenerle por aliado?

R. No. Convergència tiene una visión parcial, estrecha. Para la construcción de un proyecto nacional español es un lastre.

P. El Cambó del que habla fue el que en 1936 se entregó a Franco como salvador de Cataluña...

R. Yo hablo del Cambó cuya mejor expresión de entrega a un proyecto español fue la participación en dos gobiernos de Maura. El pujolismo es un corsé que aprieta demasiado a Cataluña y el electorado ha empezado aflojarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 1995