Un hombre huye con un tanque robado en California antes ser abatido por la policía

Agencias

Shawn Nelson, de 35 años, robó ayer un carro de combate M-60 pintado de camuflaje verde perteneciente al cuartel de Linda Vista de la Guardia Nacional de California y se lanzó a una enloquecida carrera por varias autopistas locales de San Diego. Sucedió en plena hora punta. Parecía una película de Hollywood, decían algunos testigos. Nelson arrancó en su huida numerosas farolas y destrozó 40 automóviles mientras era perseguido por 20 vehículos policiales.La peripecia de Nelson acabó en una barrera de protección de una carretera, en la que se quedó atrancado. Cuatro policías aprovecharon la circunstancia para escalar hasta la torrera del carro. En ese momento, cuando Nelson trató de poner en marcha el vehículo, un policía le disparó a la cabeza. "Un poco después fue sacado del tanque cubierto de sangre", aseguró David McNew, un fotógrafo que se hallaba en el escenario de los hechos.

Nelson iba vestido de civil y tenía pelo largo. Fue llevado de inmediato a un hospital, donde falleció. Una emisora local de televisión informó que el hombre acababa de pasar un divorcio y que tenía problemas con la bebida, según sus vecinos.

Nelson logró recorrer más de 70 kilómetros en una hora de conducción. La policía cree que tenía experiencia en el manejo de este tipo de vehículos blindados de combate. "Sabía lo que hacía", dijo un portavoz.

El M-60 es el arma más moderna de la que dispone la Guardia Nacional, un cuerpo estatal vinculado al Ejército de Estados Unidos. En el momento del robo iba sin munición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de mayo de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50