Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grupo Socialista, con Guerra a la cabeza, se une para despedir al diputado Martín Toval

Todos los sectores y familias del Grupo Parlamentario Socialista se reunieron ayer para rendir homenaje al que fuera su presidente, Eduardo Martín Toval, que hoy mismo abandonará el escaño para dedicarse plenamente a la vida municipal malagueña. Martín Toval aspira a la alcaldía de esa ciudad andaluza, y con este acto de abandonar su acta de diputado, si no gana esas elecciones, será exclusivamente concejal de la corporación.

, El vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra; el vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra; el presidente del Grupo Socialista, Joaquín Almunia, y hasta dos centenares de parlamentarios y personal técnico y administrativo del grupo se reunieron ayer en el hotel Suecia para decir adiós a Martín Toval. 4.000 pesetas por cubierto. "He tenido que irme para que el grupo al completo se, reúna en el, Suecia", dijo Martín Toval entre risas de los presentes al aludir a dicho hotel, donde hasta ahora sólo se citaba en cenas periódicas el sector guerrista del grupo.La despedida de Martín Toval se convirtió en un acto de unidad y el homenajeado fue el primero en destacar que entendía esa congregación como "un acto de solidaridad colectiva". Martín Toval destacó con vehemencia que, a pesar de las disputas internas, siempre se ha actuado de una manera "constructiva" y que al final ha existido unidad de acción.

Tanto Almunia como Alfonso Guerra destacaron valores humanos y profesionales de Martín Toval. Guerra le pidió que no olvidara a sus amigos allí presentes.

Reloj, cuadro y lupa

Joaquín Almunia recordó la larga trayectoria de Martín Toval en la vida nacional, que empezó como parlamentario constituyente en 1977. Sólo abandonó un corto periodo de tiempo el Congreso para ocupar un escaño en el Parlamento de Cataluña. Además del reloj de mesa antiguo que le regalaron los parlamentarios, sus compañeros diputados del PSC, de manos de Joan Marcet, le regalaron un cuadro de pintura

Después, por sorpresa, vino otro grabado del personal técnico del grupo y Almunia le obsequió con una enorme lupa.

Fue inevitable que en algunos momentos cundiera la emoción entre los más viejos compañeros de este inspector de Trabajo que empezó su militancia antifranquista en la ORT para pasar. después a Convergencia Socialista y finalmente fundirse en el PSC. Sus adversarios políticos también estuvieron ayer en el homenaje.

Martín Toval, que cuenta 53 años, se fundió en un abrazo con Rodrigo Rato, portavoz del Grupo Popular, con quien tuvo tratos intensos la pasada legislatura. Joaquim Molins, por CiU, también acudió a la cita, así como Iñaki Anasagasti, portavoz del PNV; Emilio Olabarría y, otros parlamentarios peneuvistas. Rosa Aguilar, Diego López Garrído, Ramón Espasa y Ricardo Peralta, por Izquierda Unida, se unieron al homenaje. Eduardo Martín Toval, desde la pequeña tribuna preparada, quiso saludar expresamente en alto al vicepresidente Narcís Serra y al ex ministro del Interior José Luis Corcuera.

El mensaje político que Martín Toval quiso transmitir ayer fue para todos los grupos parlamentarios: "Algunos agoreros quieren restar valor al Parlamento, no podéis permitirlo; el Parlamento tiene que ser el eje de, la vida política para los que gobiernan y para los que ahora están en la oposición y gobernarán. algún día".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de abril de 1995

Más información

  • El ex portavoz del PSOE defiende al Parlamento como "eje de la vida política"