Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Planta industrial para fabricar piel y cartílago

MEDICINA > INGENIERÍA DE TEJIDOS HUMANOS, Una cadena de. fabricación industrial del futuro se puede ver ya en un sitio insólito: en una sala estéril en la Jolla (California). Ahí, técnicos de una pequeña compañía utilizan células vivas y un material base inerte para sacar un producto de demanda asegurada: piel humana. La empresa, Advanced Tissúe Sciences (ATS) ha construido esta fábrica de piel anticipándose a la próxima aprobación oficial que van a recibir para servir sábanas congeladas de piel hecha por ingeniería genética a las unidades de quemados de hospitales. Al mismo tiempo, ATS esta ya preparando un segundo laboratorio de crecimiento de tejidos, para cartílago, que puede entrar en fase de ensayos clínicos al principios del próximo año, para rodillas dañadas.Grandes obstáculo

El incipiente campo de la ingeniería de tejidos, en el que químicos, biólogos celulares y científicos de materiales están' empezando a coincidir, parece tener un brillante futuro más allá de estos iniciales intentos. Pero su éxito no está por el momento asegurado. Aunque hay piel humana disponible para un numero restringido de pacientes desde 1988 en EE UU, todas las tecnologías de crecimiento y especialmente de producción en masa de tejidos sigue teniendo obstáculos que superar.

Un problema clave es que no todo grupo de células es un tejido en funcionamiento. La mayoría de éstos contienen intrincados conjuntos de diferentes células que interactúan de modo altamente regulado por genes y factores de crecimiento que llegan de otras partes del cuerpo. ¿Jugarán bien su papel los tejidos de tubo de ensayo? ¿Envejecerán normalmente junto con el anfitrión? Incluso más importante: ¿permanecerán las células manipuladas en su nuevo tejido o empezarán a deambular por el cuerpo llegando a causar cancer? Hace 10 años, habría sido impensable crear tejidos humanos en laboratorio. Había demasiadas variables y complejidad de señales que pasan entre las células cuando forman un tejido. Esta ingeniería debe su rápido progreso, en gran medida, a que los pioneros admitiesen que no podían resolver estos problemas y dejaran a las células mismas solucionarlos. Este enfoque de que las células necesitan poco más que un andamiaje inerte sobre el que puedan proliferar ha conducido a muchos avances.

La nueva era empezó con la colaboración entre Joseph Vacanti, un cirujano de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston (EE UU), y Robert Langer, un ingeniero quírnico y experto en biomateriales, del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Vacanti, especialista en trasplantes, sentía la frustración de la escasez crónica de tejidos.

Los biólogos llevan muchos años cultivando células en laboratorio, pero en dos dimensiones, con la mayoría de las celulas asentadas en superficies planas o flotando sobre un caldo de nutrientes. Lo que pretendían Vacanti y Langer era ayudar a las células a conquistar la tercera dimensión de forma ordenada. Para ello diseñaron un polímero textil sintético biodegradable que proporciona el andamiaje con la forma del tejido deseado. la porosidad del material invita a las células a entrar en el andamiaje, a crecer por toda su estructura y, gradualemente, a fonnar un tejido. una vez implantado en el cuerpo, el andamiaje sencillamente se disuelve.

Estos dos investigadores decidieron probar su método en cartílago, atractivo por varias razones. este tejido duro, capaz de absorber los choques, recubre los extremos de los huesos y evita que se rocen entre sí, pero está mucho menos vascularizado que la mayoría de los tejidos internos, de modo que los trasplantes de cartílago raramente son rechazados por el sistema inmunológico..

La otra razón es económica. sólo en ee uu, los cirujanos hacen .620.000 operaciones al ano de articulaciones deterioradas, más 176.000 reemplazamientos de rodilla.no tan resis tentes

Aquí es donde ats espera ew. trar, con tapones de'cartílago prefabricados que esperan pueda retrasar o incluso evitar la necesidad de la articulación artificial en casos en que el paciente tiene lesiones de,tipo agujero. la compañía está ya ensayando sus tapones en rodillas de conejo. el cartílago de ats tiene un fallo común a todos los tejidos artificiales: no son tan resistentes como los originales del organismos. "nadie sabe cómo lograrlo to-. davía, dice chris breuer, colaborador de vacanti.. "por ejemplo, los vasos sanguíneos que nosotros hacemos parecen perfectos, pero se p arten cuando haces pasar sangre por ellos.

Un enfoque menos futurista para reconstruir cartílagos es el de un grupo de investigadores suecos que han logrado ya mejorar la situación de varias docenas de personas con problemas graves de rodilla. en vez de intentar construir un cartílago tridimensional genérico fuera del cuerpo, los médicos liderados por lars peterson, de la universidad de góteborg extraen muestras de cartílago sano de los pacientes, cultivan sus células en laboratorio e inyectan una solución de las núsinas en el punto dañado. las células forman, un nuevo tejido que se parece mucho al cartílago normal. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de abril de 1995