Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parlamentarios de 114 países discuten en Madrid de paz, seguridad y desarrollo

"Los grandes problemas de la paz y de la seguridad, del progreso y del desarrollo, de la cooperación y de la solidaridad, de la libertad y de los derechos humanos" serán analizados esta semana en Madrid por 1.500 representantes de los Parlamentos de los 114 países miembros de la Unión interparlamentaria (UIP), según destacó ayer el presidente del Congreso de los Diputados, Félix Pons, que fue elegido presidente de la 93ª Conferencia de la UIP.

El rey Juan Carlos recordó, durante la inauguración de la conferencia, la que se celebró en Madrid hace 19 años. Desde entonces, afirmó, "hemos asistido a cambios muy profundos en las estructuras mundiales que, sin embargo, no siempre han conducido a mejorar las condiciones de vida de los pueblos".El Rey exhortó a los parlamentanos, como legitimadores del poder político", a comprometerse para asegurar el cumplimiento del "efectivo imperio de la ley". Antes que el Rey, hicierron uso de la palabra el alcalde de Madrid, el embajador de la ONU Joseph Varner Reed, el presidente del Consejo Interparlamentario, Ahmed Fathy Sorour, y los presidentes del Senado y del Congreso españoles.

Joseph Vamer Reed alertá de la "preocupación" de la ONU por "determinar y evitar los efectos negativos que las sanciones impuestas por las Naciones Unidas puedan tener en civiles de los países contra los que se imponen tales sanciones".

El egipcio Ahmed Fathy expresó su preocupación por las armas nucleares. Defendió que el «apoyo a instrumentos internacionales sobre cuestiones tales como los derechos del hombre sea correspondido de una voluntad no menos fuerte por aplicar los instrumentos relativos a la no proliferación de armas nucleares". Ahmed Fathy pidió "una convención internacional sobre la eliminación de toda clase de armas de destrucción masiva".

En los próximos días, los parlamentarios discutirán "la necesidad de dar una respuesta eficaz a los desastres que se derivan de los conflictos", la "bioética" y "el papel de los Parlamentos en la promoción de la igualdad de acceso de la mujer a los órganos de decisión". El primer pleno de la conferencia rechazó una propuesta de Irak para debatir el levantamiento del embargo contra ese país decretado por las Naciones Unidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de marzo de 1995