CRISIS MONETARIA INTERNACIONAL

México vuelve a subir el precio del dinero sin lograr parar la crisis

La crisis monetaria se agrava en México, sin que ninguna de las medidas que adopta el Gobierno de Ernesto Zedillo logre frenar la carrera del país hacia el precipicio. El banco central volvió ayer a colocar el precio del dinero en el 58%, tras subirlo ocho puntos de golpe, en un intento de frenar la caída del peso, que entre lunes y martes perdió un 7,5% frente al dólar. Sin éxito. De forma insólita, la divisa mexicana volvió a caer ayer un 3% y cerró a 7,02 pesos por dólar (un 105% por debajo de su valor antes de la devaluación del 20 de diciembre).Se trata del enésimo y contradictorio golpe de timón que sufre la política monetaria mexicana en menos de tres semanas. En este lapso, los tipos de interés han pasado del 35% al 40%, de ahí al 59%, vuelta atrás al 49,5% y ahora otra vez para arriba: los bandazos del Gobierno no hacen más que acentuar la desconfianza de los inversores extranjeros. La subida de ayer se decidió después de que el Banco de México se viese forzado el martes a declarar desierta una subasta de deuda pública, debido a los altísimos tipos de interés que pedían los intermediarios financieros. El fantasma de la bancarrota tomó cuerpo de nuevo por unos instantes.

Más información

Entre la sociedad mexicana comienza a extenderse la impresión de que ninguna decisión económica logrará evitar la catástrofe. De forma significativa, Coparmex, la principal de las patronales, aseguró ayer que las causas de la hecatombe de México no son económicas o técnicas, sino política Es decir, de falta de confianza

la capacidad del equipo económico de Zedillo para sacar adelante al país. Esta declaración supo un duro golpe al Ejecutivo por parte de un sector, el empresarial controlado hasta hace poco por partido oficial de forma estrecha.

Quiebras en cadena

Zedillo, mientras, parece había perdido la iniciativa. Desde ha dos semanas los agentes económicos están a la espera de nuevo plan, prometido por Ejecutivo, que siente las bases la política que se seguirá en próximos meses y de así confianza. La incertidumbre resultan al no anunciarse el programa, según los analistas, hace que ninguna de las medidas decididas por las autoridades monetarias tenga efectos apreciables sobre los principales indicadores económicos.

El elevado precio del dinero mientras tanto, está llevando a quiebra a numerosas empresa poniendo en peligro a toda banca mexicana, que ve como sus cuentas de impagados se disparan. Hacienda tuvo que intervenir la semana pasada Banpa el octavo banco de México, en fuertes rumores de que no era el único con problemas de liquidez. Ayer, el líder sindical de la banca declaró en público que 10 de primeros 15 bancos del país enfrentan a graves dificultades. Ningún analista consultado cree que el Gobierno esté en condiciones de resistir una crisis bancaria generalizada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción