Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Gabón visita España tras expulsar a miles de ecuatoguineanos

El momento no es el más afortunado. El jefe de Estado de Gabón, Omar Bongo, inició ayer una visita a España después de haber expulsado de su país a decenas de miles de extranjeros, en situación ilegal, entre los que figuran numerosos exiliados de Guinea Ecuatorial, la colonia extranjera más importante en ese pequeño país petrolero.Bongo llegó con cinco ministros. Hoy almorzará con los Reyes y mañana con el presidente, Felipe González. Su estancia prevé entrevistas con responsables de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y de la Cámara Oficial de Comercio, así como un recorrido por la agencia Efe.

El Gobierno ha dado un perfil bajo a la visita. No tiene rango de Estado ni siquiera oficial. Es tan sólo de trabajo. Bongo acude a Madrid para diversificar sus relaciones comerciales, muy centradas en Francia. España desea, a su vez, equilibrar algo su balanza comercial. Las exportaciones españolas a Gabón apenas fueron de 1.200 millones de pesetas en 1994 y las importaciones, esencialmente hidrocarburos, de 19.800.

El día 15 venció el plazo del que disponían los cerca de 150.000 extranjeros para regularizar su situación en Gabón. Debían abonar entre 87.000 y 200.000 pesetas. No pueden hacerlo. Unos 55.000 se han ido. Los otros tratan de librarse de las redadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 1995