Israel y Egipto, estancados en su disputa nuclear

La búsqueda de una fórmula para apaciguar los ánimos en la disputa nuclear entre Israel y Egipto adquirió ayer los rasgos de un ejercicio estéril. El ministro israelí de Exteriores, Simón Peres, que visitó separadamente ayer en El Cairo al presidente egipcio, Hosni Mubarak, y al jefe de su diplomacia, Amr Musa, retornó a Jerusalén sin formular anuncios espectaculares. No había, aparentemente, el menor espacio para el optimismo,Según informaciones de El Cairo, Peres retornó a Israel sin sostener una segunda reunión con Mubarak como tenía previsto. "En cuanto a la cuestión del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), logramos acuerdo en algunos puntos, pero no en otros. Acordamos continuar nuestras consultas y negociaciones en el futuro", dijo escuetamente Peres. Musa aseguró que son necesarias más conversaciones.

La disputa amenaza con deteriorar la "relación especial" entre los pioneros del proceso de paz en Oriente Próximo. La campaña de Egipto para forzar a Israel a firmar el TNP está aumentando la irritación del Gobierno de Isaac Rabin y convirtiéndose en un dilema para EE UU, empeñado en la renovación del tratado que, firmado en 1970, debe ser redebatido en las Naciones Unidas en abril.

Egipto capitanea la campaña árabe para obligar a Israel (que según especialistas posee, unas 200 armas nucleares) a que firme el tratado y destruya su arsenal atómico. Israel sostiene que el misterio que rodea a su capacidad nuclear es de por sí un factor de disuasión. Se opone al TNP afirmando que países como Irán, Irak y Libia -que abogan abiertamente por la eliminación de Israel poseen armas de destrucción masiva.

Egipto insiste en que el único objetivo de su campaña es neutralizar la amenaza nuclear de un país vecino, pero analistas israelíes afirman cada vez con mayor énfasis que lo que busca El Cairo es congraciarse con países árabes para mantener su papel de hermano mayor en la región y neutralizar las críticas de su oposición islámica, que fustiga el tratado de paz con Israel de 1979 y los vínculos diplomáticos producidos por el mismo.

Egipto ha calificado la posición israelí de "hipócrita''.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS