Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miembro de ETA deportado en Santo Tomé critica el asesinato de Gregorio Ordóñez y polemiza co Aoiz

Un miembro de ETA deportado en. la isla africana de Santo Tomé, Alfonso Etxegaray, criticó ayer el asesinato del líder del Partido Popular en Guipúzcoa, Gregorio Ordóñez, y se preguntó si a partir de ahora la táctica de "meter en el bando enemigo a todo aquel que no piense como tú" se va a convertir en "una línea estratégica" de la organización terrorista.Etxegaray es la primera voz discrepante que se levanta entre los miembros de ETA deportados. Hasta ahora, habían rechazado públicamente el atentado contra Ordóñez algunos concejales de Herri Batasuna (HB) y miembros de la organización que se encuentran encarcelados.

En un texto publicado ayer en las páginas de opinión del diario Egin, y en un lenguaje críptico que parte de considerar a ETA "una organización militar", Etxegaray se enfrenta al portavoz de HB y dirigente de KAS, Floren Aoiz, cuyas declaraciones tras el asesinato califica de "un poco confusas".

Según el deportado, Aoiz trata de presentar el atentado contra el teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián como algo previsible "que tenía que llegar o era lógico" cuando, históricamente por no actuar mortalmente contra políticos". Etxegaray recuerda las críticas de la organización terrorista a la rama político-militar o los Comandos Autónomos cuando perpetraron atentados contra políticos de UCD o el dirigente socialista Enrique Casas, respectivamente.

Etxegaray sostiene que el asesinato de Ordóñez, en contra de lo que han mantenido los portavoces de KAS, representa un giro en la práctica de ETA y se pregunta desde Egin si "el hecho nuevo consumado ( ... ) va a suponer algo puntual o (-) se convertirá en una línea estratégica" de lo que califica como "resistencia militar".

Alfonso Etxegaray fue deportado desde el sur de Francia a Ecuador en julio de 1985. En el país sudamericano fue interrogado por policías españoles, a los que suministró datos que permitieron la localización y liberación del empresario y directivo del Athlétic de Bilbao Juan Pedro Guzmán, secuestrado por ETA.

El miembro de ETA deportado informó de estos hechos a través de Herri Batasuna y denunció haber sido sometido a torturas. En 1986 fue trasladado desde Ecuador a Santo Tomé.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de febrero de 1995

Más información

  • Alfonso Etxegaray se pregunta si se va a considerar enemigo a todo el que no piense como ellos