Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AQUEL CONTRATO DEL 38

El trombón Glenn Miller, el legendario líder del big band, cuya música arrasó desde los años treinta hasta su misteriosa desaparición en 1944 sobre el canal de la Mancha mientras volaba desde Inglaterra hasta Francia, todavía no puede descansar en paz. La culpa la tienen sus herederos, que acaban de querellarse en el Tribunal Supremo de Los Ángeles contra el, sello multinacional EMI alegando el incumplimiento de un contrato que Miller firmó en el año 1938. La querella es muy complicada, pero, básicamente, Thorn EMI y EMI Music Publishing quedan acusados de de mala fe y de "retener ingresos de manera impropia" de los herederos de Miller, ingresos generados por canciones clásicas tales como Moonlight serenade, del año 1939; Little Brown Jug e In the mood. Se espera que el juicio dure bastante tiempo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de febrero de 1995