Slash se dedica a un nuevo proyecto mientras se despeja el futuro de Guns N'Roses

Slash, guitarrista de Guns N'Roses, pasó unas horas en Madrid promocionando su más reciente proyecto, que ha denominado Snakepit (Nido de serpientes). En una rueda de prensa que compartió con el semidesconocido vocalista Eric Dover, afirmó que el porvenir de Guns N'Roses depende de una clarificación sobre la dirección a tomar. Axl Rose y el propio Slash decidirán sobre ello una vez que Snakepit termine la inminente gira de presentación.Con su famoso pelo enmarañado cubriéndole los ojos, y vodka y whiski rellenando su vaso, Slash afirmó que había formado este nuevo grupo a modo de "reunión de amigos q ue quieren pasar buenos ratos". Snakepit está completado por el batería Matt Sorum, miembro de Guns N'Roses, el bajista Mike Inez, que hace doblete don Alice In Chains, y el también guitarrista Gilby Clarke, que ha dejado de pertenecer a la familia Gunner, como se denomina al entorno del controvertido grupo californiano. It's five o'clock somewhere, publicado en estos días en todo el mundo, mantiene una estrecha relación con el rock crudo, y arrastrado de Guns N'Roses. Inquirido acerca de la continua fuente de rumores y desmentidos que su banda de siempre acostumbra a propiciar, Slash se limitó a señalar que "desde el principio se nos. ha presentado como los chicos malos del rock, pero no somos tan viciosos como se quiere hacer creer. Somos como somos y el talante rebelde es algo natural en nosotros". También afirmó que no abandonará la formación aunque matizó que le gustaría que armas y rosas volviera "a la realidad de una banda de rock and roll y abandonase las presiones del estrellato".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS