Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos artefactos contra RNE en protesta por su línea informativa

Las recientes amenazas a la prensa por parte deja cordinadora KAS, en la que están integradas ETA y Herri Batasuna, han dado paso al primer ataque contra un medio de comunicación. La sede de Radio Nacional en Vitoria, situada en un edificio en el que hay 13 plantas de viviendas, fue atacada la madrugada del sábado con dos artefactos incendiarios, de los que sólo uno llegó a entrar por un ventanal y causó daños en las instalaciones.El ataque, reivindicado por un comunicante anónimo al diario Egin, próximo a KAS, fue justificado "por el poco eco que ha tenido la muerte de Imanol Lertxundi [que murió el jueves de un infarto tras una manifestación de las Gestoras Pro Amnistía] y la manipulación de la escasa información ofrecida".

El golpe de la botella incendiaria fue atenuado por las chapas metálicas de las mesas, por lo que las llamas sólo afectaron a parte del mobiliario, el suelo y el techo. La policía se trasladó al lugar de los hechos al saltar la alarma, poco después de la 1.30 del sábado, y comprobó que el fuego se había extinguido sin prender en periódicos, papeles u otros elementos de fácil combustión.

Los atacantes rompieron primero los cristales de la redacción, en la plaza de Simón Bolívar, lanzando varias piedras. Luego arrojaron dos botellas con gasolina, de las cuales sólo una entró en la redacción. La otra golpeó en la fachada y cayó al suelo.

Por otro lado, tres policías autonómicos sufrieron heridas leves durante los enfrentamientos que se produjeron la madrugada de ayer. Una mujer de 64 años, que sufrió el sábado por la tarde daños en un ojo, sigue en estado grave en el hospital Nuestra Señora de Aránzazu, en San Sebastián.

Los enfrentamientos se produjeron tras las manifestaciones convocadas por las Gestoras Pro Amnistía en protesta por la muerte de Imanol Lertxundi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de febrero de 1995