Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera reunión para preparar un Presupuesto que se prevé complicado

Cuando aún no se ha terminado de cerrar el Presupuesto de este año, debido a los reajustes en el gasto, Hacienda ha comenzado ya a preparar el de 1996. El pasado martes, el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Martínez Robles, celebró una primera reunión con los secretarios de Estado y subsecretarios de todos los ministerios con este fin. Es lo que se llama comisión funcional de los Presupuestos que, en ejercicios anteriores, no se reunía hasta la primavera.La necesidad de preparar con tiempo un presupuesto calificado de "complicado" porque prevé la reducción en un punto y medio del déficit de todas las administraciones públicas -807.500 millones de pesetas- es la razón de este adelanto.

Distintas fuentes consultadas calificaron de entre "dramático" y "difícil" el panorama presentado por Martínez Robles. El mensaje fue que la reducción del déficit no podrá cubrirse totalmente con el crecimiento de los ingresos, a pesar de que se espera un aumento del PIB en un 3,7% en 1996, casi un punto más que el de este año (2,8%). Ello exigirá "la reducción necesaria" en el gasto mediante una revisión de todas las políticas presupuestarias en curso para demostrar si éstas deben seguir financiándose al nivel actual.

Durante las aproximadamente dos horas que duró la reunión, el secretario de Estado de Hacienda no logró adhesiones inquebrantables pero tampoco tuvo que afrontar fuertes críticas. El tono general fue de comprensión -"son habas contadas", comentó uno de los asistentes- aunque se puso sobre la mesa la dificultad de llevar adelante las principales políticas de los distintos ministerios en este panorama de "fuertes restricciones".

En la reunión, Martínez Robles insistió en que lo fundamental es garantizar el cumplimiento de los objetivos del programa de convergencia aprobado por el Gobierno el pasado año. Esta es la condición indispensable para devolver la confianza a los mercados financieros y para alcanzar un crecimiento económico con los menores desequilibrios, según explicó el secretario de Estado de Hacienda. Distribuyó dos cuadros con las principales previsiones en los que se definen, por primera vez, los escenarios para 1996 y 1997.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1995