Decenas de miles de vascos, exigen que ETA deje de matar

Decenas de miles de vascos salieron ayer a la calle en Bilbao para decirles a los terroristas que el pueblo de Euskadi quiere la paz. Seis días después de que un pistolero de la banda terrorista ETA asesinara de un tiro en la cabeza al dirigente del PP Gregorio Ordóñez, el movimiento por el fin de la violencia escribió una de las páginas más importantes de su historia. La manifestación celebrada ayer, convocada por Gesto por la Paz, ha sido una de las más numerosas de las celebradas en el País Vasco y ha cerrado una semana marcada por el rechazo, incluso en el seno de UB, a la acción terrorista.

Más información
ETA contra Euskadi

"Este pueblo quiere paz-Bakea eraikitzen", fue el lema elegido por la Coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria, que logró reunir a decenas de miles de personas -los manifestantes ocupaban dos kilómetros- en la capital vizcaína. En el comunicado que se leyó al final de la marcha, los pacifistas invitaron a los que en alguna ocasión han apoyado el asesinato o se han callado ante él a "superar el miedo y exigir con firmeza el final de esta violencia absurda".

El lehendakari, José Antonio Ardanza, que acudió a título particular a la manifestación, explicó minutos antes de iniciarse la marcha el sentido de la misma: "Una vez más, decir qué para este pueblo, su gran deseo, su gran aspiración, su gran ambición, su gran vocación, es en definitiva la paz".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS