Reportaje:

El COU de los motores

Uno de cada cuatro vehículos suspende el examen de ITV en Madrid por deficiencias té,cnicas graves

Un inmenso camión articulado con 16,6 toneladas de ferralla chocó el lunes en Madrid contra un autobús de la EMT y causó heridas a 10 personas. Le fo.llaron los frenos y no había pasado el examen de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). No es el único caso: uno de cada cuatro automóviles de los que se someten a esa inspección padece al menos una enfermedad grave, según los datos oficiales de, la Comunidad de Madrid, de la que depende este servicio.Las clínicas oficiales de vehículos donde son inspeccionados diagnostican que las enfermedades más extendidas cor.sisten en fallos de transmisión, frenado y suspensión. De las do [encias leves, las que dañan su alumbrado son las más usuales. Entre una! y otras causan 12 de cada 100 accidentes de tráfico ocurridos en la región. Personas allegadas al propietario del camión accidentado el lunes adujeron -el dueño no ha hecho declaraziones- que éste no había- tenido tiempo de llevar el vehículo -a la ITV. El tiempo que se emplea en pasar esta revisión apenas supera los 20 minutos de espera -salvo en vísperas de puente festivo- y los 12 minutos de inspección '

Así lo aseguran los responsables de supervisar la calidad de vida de los vehículos en las 13 estaciones de ITV enclavadas en las principales vías de acceso y salida de la capital.Periodos de revisiónLas rutas radiales que salen de la ciudad tienen en sus arcenes unos indicadores de fondo azul con las siete estrellas del emblema de la Comunidad de Madrid. El cartelón exhibe tres lel ras blancas de diseño irregular: ITV; y señala -con más o ineilos acierto- la ruta que conduce hasta el taller.

Los automóviles, turisincis o camiones de-menos de 3.500 k¡los deben pasar obligatofiarnente su primera revisióü a los cuatro años de ser matriculados, en el mismo mes en que se cumplan. A partir de esa fecha, deberán ser revisados cada dos años; cuaildo el vehículo cumpla un decenio, la revisión se hará anualmente. Los camiones de gran tonelaje, de más de 3.500 kilos que superen. ,los 10 años, serán examinados semestralmente.

Los taxis, ambulancias y. transportes ecolares, pasarán la primera inspección el primeraño de su matriculación (a los dos años, los de autoescuelas y alquiler). Y será anual hasta que climplan cinco años. A partir de entonces, la harán cada seis meses.

Y todo ello para evitar el iiesgo de accidentes y el disgusto de una sanción que oscila entre 10.000 y 250.000 pesetas, de ser sorprendido su dueño sin la pegatina coloreada que certi:7ica haber superado el examen.

En los talleres de la ITV en el kilómetro 3,5 de la carretera. de Villaverde a Vallecas, una hilera de vehículos esperaba el miércoles eri silencio para pasar la inspección anual. Toñi, donoSti!Lrra de 31 años, solicita a cada dueño de un vehículo el permiso de circulación y la ficha técnica del automóvil. En este cartón consta la fecha exacta de la matriculación del vehículo., "Si la gente acudiera a la ITV en ese mismo dia, las esperas desaparecerían", asegura la empleada (llegar con retrasono implica multa alguna en el servicio de ITV, salvo que antes intercepte,el coche la Guardia Civil). Toñi, que destaca que las estaciones de ITV no tienen capacidad para sancionar, le da también al dueño un impreso con copia; cuatro operarios inscribirán sucesivamente el diagnóstico, la cura sugerida y las recomendaciones de trato al coche defectuoso. .De los 150 vehículos diariosque habitualmente supery] . isa una ITV como la de Villaverde-Vallecas, 100 son turismos; y medio centenar, camiones.Con el resuello del motor en ,marcha, los vehículos quedan sobre una plataforma doríde los ejes de sus ruedas' son puestos a prueba. Luego, pasan el examen los faros. Si bizquean, las luces les serán ajustadas mediante un regloscopio, que aplicará un reglaje estricto para impedir tantoel deslumbramiento como la dificultad de ver al turismo, camión o motocicleta. "Es tan peligroso deslumbrar como no ser visto en la noche", dice un empleado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre un par de. rodillos deslizantes, los frenos serán observados al detalle mediante un frenómetro de fabricación alemana, lleno de etiquetas con um1aut (la diéresis germana) cargadas de respetabilidad técnica. Al poco, el vehículo experimentará la inyección en su tubo de escape una pinza que escrutará la co posición de sus emisiones gase sas: si la pinza detecta impurez -Monóxido de carbono en pr porción superior a la admit da-, al propietario -le aguard pagar 3.000 pesetas más el 1 que es lo que le costará la repar ción posterior en un taller priv do. Por cierto, un enjambre talleres de reparaciones rodea mayoría de las 13 estaciones m drileñas de ITV.

Tras la revisión del tubo escape, los bajos del automóv ocuparán el techo de un fos donde un'operario examinará suspensión, los neumáticos, 1 dirección, los bastidores: todo s sistema nervioso y su esquelet "Si los surcos'del neumático n son de 1,6 milímetros, no supe la prueba", asegura un operar¡

Al poco, el acondicionamie to interior y el exterior del aut móvil pasarán también bajo 1 lupa de uno de los cuatro e pleados del turno matutino de inspección. Ni la documentació del vehículo, ni-su matrícula sus placas de identificación se 1 brarán tampoco del examen.

"Lo más sorprendente es q aquí acuden automovilistas co el propósito de ahorrarse hast la última peseta- en reparaci nes", comenta Yíctor Gaitero, 41 años, jefe técnico de la est ción de ITV de Villaverde-Vall cas. "Algunos de los que viene aquí porque no están dispuest a zastarse un duro en su vehícul no conciben que una cosa es t ner un coche y otra, muy disti ta, mantenerlo", agrega. "Si automovilista no está dispuest a gastar dinero en mantener s vehículo, por su bien -y por 1 seguridad -de sus familiaresmejor que lo deje", sentenci Gaitero.

Suspensiones defectuosas

A juicio de este inspector técnic con más de 20 años de oficio, 1 automovilistas madrileños cad vez descuidan más la suspensió "Y ello'pese a ser decisiva par que el vehículo circule con seg ridad y pueda acometer co tranquilidad las curvas`. T bién se muestra preocupado p el estado que suelen presentar 1 neumáticos examinados.

Los resultados de las inspe ciones son evidentes: durante pasádo año, 862.738 vehícul fueron sometidos en Madrid a inspección técnica; de ellos n superaron el examen 225.34 que tuvieron que pasar otr prueba, según asegura Eleaz Benito, gerente de la ITV encl vada en Getafé. Ello signific que más de la cuarta parte d conjunto de los vehículos q acuden a la revisión no reúne 1 condiciones necesarias par circular con seguridad.Aunque no hay cifras fiable ya que Madrid provee de vehíc los-de segunda mano a toda E pana y muchos coches matric lados en la capital son utilizad en otras comunidades -y vic versa-, se calcula que en la r gión madrileña circula más de u millón de unidades, de las cual no más de un 15% elude la rev sión periódica, según Benito.

La emisión elevada de, gas es una de las deficiencias más e tendidas. Gema López, propiet ria de un utilitario gris, acaba abonar el ajuste de su emisor gales. "Todo sea por la segu, dad y la pureza del ambiente' dice con cierto retintín.

Tiempo y precio

Al usuario de la ITV le aguardan, normalmente, unos veinte minutos de espera y otros doce de inspección en sentido estricto. Tras el examen pueden sucederle tres cosas:- Que supere la prueba, con lo cual abonará la cuota correspondiente y su vehículo podrá marcharse. Deberá preparar 5.112 pesetas si el vehículo pesa menos de 3.500 kilos y, si rebasa tal peso, 6.787 pesetas. La revisión de una motocicleta cuesta 3.712 pesetas.

-Que le sean detectados defectos leves (reglaje de faros, señalización de transportes, carrocería ... ), que deberá corregir por su bien antes de que se agraven o compliquen. Pero podrá circular.

-Que le sean hallados defectos graves. En este último caso, la ficha técnica del coche le será retenida al propietario hasta que supere una nueva prueba antes de transcurrir 15 días hábiles a partir de la inspección; este plazo, que no incluye domingos ni festivos, no lleva aparejado cargo alguno.

Si transcurre esta quincena hábil sin haber sido inspeccionado nuevamente, el usuario dispone de dos meses durante los cuales podrá someter su automóvil al segundo examen, si bien deberá abonar un 70% del precio de la inspección como recargo.

En el caso de que se agoten los dos meses9 la estación de ITV informa a la Jefatura Provincial de Tráfico, que envía al usuario una notificación de precinto del vehículo.

La multa que puede imponer la Guardia Civil a los conductores que circulen sin cumplir las revisiones de la ITV oscila entre 10.000 y 250.000 pesetas, según la gravedad de los fallos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS