Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa de trato de favor a un consejero socialista

El Partido Popular tiene una presa: el socialista Virgilio Cano, consejero de Cooperación. Y no la suelta. Ayer insistió en denunciar que Cano había adjudicado a la empresa Seint, propiedad de un amigo suyo, Adrián de la Joya, dos contratos por 8,4 millones de pesetas para elaborar una encuesta entre agricultores y ganaderos (véase EL PAÍS del 16 de junio de 1994) y organizar un seminario. El PSOE replicó tres veces. Joaquín Leguina declaró que las acusaciones eran "un rollo horrible". La portavoz socialista, Dolores García Hierro, resumió: "Es una campaña orquestada". Cano lo negó todo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 1995