Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 2, ¿privada o pública?

El PP habla en voz baja de privatizar la segunda cadena, una medida a la que se opone el resto de los partidos

La posibilidad de que el Partido Popular (PP) privatice una de las dos cadenas de TVE ha abierto la polémica sobre el futuro de La 2. En su último programa electoral, el PP decía: "Se reducirá el tamaño de la radiotelevisión pública estatal procediendo a la privatización parcial de su gestión y se arbitrarán medidas legislativas que posibiliten la privatización de las televisiones autonómicas". En octubre de 1992, el presidente del partido en Andalucía, Javier Arenas, habló claramente del futuro de La 2 en manos privadas, aunque Ana Mato, portavoz popular en la comisión de control parlamentario de RTVE, no ha clarificado definitivamente la postura de su partido: "Sólo una cadena ya cuesta demasiado dinero al Estado", se limitó a decir.Quienes sí lo tienen claro son el resto de los partidos. "El PP tiene como estrategia deteriorar la televisión pública con el fin de privatizarla. No están de acuerdo con que la denominación servicio público es esencial. No tienen sentido de lo social", critica Felipe Alcaraz, diputado de Izquierda Unida , Este reproche es compartido por Ana Balletbó, diputada del PSC-PSOE y miembro de la comisión parlamentaria de RTVE: "Me parece una barbaridad la propuesta del PP. Ni siquiera habría compradores". La diputada del PSOE afirma que la idea del PP de privatizar La 2 viene ya desde hace ocho años". "Además, con las privadas emitiendo pura basura, ¿qué podremos ver?", se pregunta.

Luis Recoder, el representante de Convergència i Unió en la comisión parlamentaria de RTVE, cree que la televisión pública tiene una importante labor e n el desarrollo de los servicios públicos, "y eso sólo será garantizado por su permanencia en el ámbito estatal". Por ello, asegura: "No somos partidarios de privatizar ninguna cadena. Las privadas carecen de calidad".

Por último, José Juan González de Echávarri, portavoz del PNV en la citada comisión, se muestra contrario a la privatización, pero tampoco cree en el actual modelo de televisión pública. "Debe existir una mayor coordinación entre las autonómicas y las estatales para paliar los gastos", comenta.

El director de comunicación del Ente Público, Carlos Mínguez, no quiere ni entrar en, la polémica. Esgrime para ello la siguiente razón: "No se puede desglosar la primera cadena de la segunda. Los trabajadores son de las dos cadenas", afirma Mínguez. Los sindicatos son también opuestos a la posibilidad de privatización. "La propuesta del PP está fuera de la realidad. Además, en todas las encuestas, la gente contesta que La 2 es la mejor", opina Jaime Martínez, presidente del comité de televisión de CC OO.

Similar opinión tienen algunos empleados de la casa como Ramoncín, presentador del programa Lingo, para quien "cuando el PP gane por mayoría absoluta podrá hacer lo que le dé la gana, porque así funciona la democracia". Pero se lamenta porque "en los países más civilizados se apuesta por la cultura", por lo que la titularidad de La 2 debería seguir como está.

Tampoco los colectivos profesionales del mundo de la cultura las tienen todas consigo. El ex director del Centro Dramático Nacional, José Carlos Plaza, asegura: "La cultura es el enemigo para el PP". Para el director teatral, personas como él, del medio artístico, sólo ponen la televisión para ver La 2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de enero de 1995