El Valencia busca su rehabilitación ante un Español muy tocado

Ha sido una semana tormentosa para el Valencia. Desconoce la victoria desde el 29 de octubre y esta larga ausencia de triunfos en el club con el tercer presupuesto del campeonato (2.250 millones de pesetas) ha generado frecuentes convulsiones. Hoy, ante el Español, se conocerán algunas respuestas a estos movimientos. El primero lo dio el presidente, Francisco Roig, ávido de actuar: renovó su técnico, Carlos Alberto Parreira, cuando una parte de la afición pedía su cabeza. Un golpe de efecto que busca cimentar un proyecto de largo recorrido. Parreira empezó de inmediato a planificar la próxima campaña, pero, mientras, desde el club, se filtraba una lista de bajas y de jugadores transferibles para el fin de temporada. El presidente desmintió la veracidad de la lista demasiado tarde.Pero la cuenta atrás ya ha comenzado para muchos de los futbolistas del Valencia, que carecen de la confianza del técnico. Es el caso del delantero ruso Salenko, a quien sólo una magnífica actuación en lo que resta de Liga evitaría su salida de Mestalla. Esta tarde vuelve al equipo ante la ausencia de Mijatovic, lesionado.

Más información
El Atlético recibe al Compostela cargado de problemas

El Valencia ha cambiado en pocos días su concepción sobre el Español. A principios dé semana, era un rival temible. Ahora es el conjunto propicio para remontar el vuelo. El cambio se fraguó el pasado miércoles cuando el conjunto catalán cayó eliminado de la Copa del Rey por el Palamós y perdía algunos de sus mejores hombres -Raducioiu y Roberto- en medio de una batalla campal.

José Antonio Camacho ha encontrado serias dificultades para componer un equipo competitivo. El técnico del Español incluyó en la lista de desplazados a Branko Brnovic y a Francisco, que aún arrastran pequeñas molestias físicas. Y es muy probable que ambos entren en la alineación inicial. Raducioiu y Roberto, en cambio, serán sustituidos, posiblemente, por Iotov y Luis Cembranos. Camacho intentó ayer devolver la tranquilidad al equipo, para afrontar este difícil encuentro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS