Los mercados tuvieron ayer una jornada de calma después de las tensiones de fin de año

Los mercados bursátiles, de deuda y de divisas tuvieron ayer una jornada de calina debido a que en algunas de las plazas internacionales era festivo y a que las convulsiones de los últimos días del pasado año fueron demasiado fuertes como para seguir en el primer día hábil de 1995. Los expertos se muestran cautos, no obstante, acerca de una posible vuelta a la tranquilidad en los mercados. El Instituto Monetario Europeo celebra hoy la primera reunión en la que participan los gobernadores de los bancos centrales de Austria, Suecia y Finlandia, nuevos miembros de la UE.

"No es hasta mediados de enero cuando se empiezan a dibujar las tendencias de lo que será el ejercicio", según Juan Antonio Beltrán, de AB Asesores, comentando la calma por la que pasaban los mercados en España. "El hecho de que Londres, Nueva York, París y Tokio estén cerrados, junto con los mercados suizos, impide que se puedan sacar conclusiones de la sesión de hoy [por ayer]", afirmaba Ignacio Izquiaga, de Analistas Financieros Internacionales (AFI). Poco volumen, escasas modificaciones en los precios y un aire todavía de continuación del pe-riodo navideño era lo más destacado de ayer."Pero que haya calma", decía Izquiaga, "puede ser bueno si indica que la recuperación del pasado viernes se consolida". "Los gestores de fondos de inversión pueden haber preferido acentuar las pérdidas achacables a 1994 y colocarse en una situación de relativa tranquilidad en el inicio del ejercicio actual", apuntaba Beltrán como explicación a los fuertes recortes de los últimos días de 1994 y la tranquilidad actual.

En medios oficiales se era más cauto. "Buena parte de los mercados están cerrados y ello deja notar su influencia sobre lo que ocurre en España" señalaban sin atreverse a aventurar si la ausencia de problemas augura o no un próximo periodo de relativa estabilidad. Algo que, con algunas matizaciones, sin embargo si prevén los expertos privados. "Esperamos un repunte técnico, en tomo al 2% o al 3%, en la bolsa y luego una recuperación más tranquila", según Beltrán.

Parte de este relativo optimismo se basa en considerar que los operadores prefirieron apuntarse mayores pérdidas en 1994, "es irrelevante perder el 6% cuando ya se sabe que se pierde el 5%", e iniciar el ejercicio con una cartera más sana 11 con unas posiciones de riesgos menores- y "poder volver a asumir riesgos si se despejan las incertidumbres actuales".

La peseta se mantuvo en torno a las 85 pesetas respecto al marco alemán que, a su vez, perdió parte del terreno ganado frente al dólar. "La crisis en México arrastró al dólar" señalaban algunos expertos "y ahora se recupera algo aunque, como Nueva York está cerrado, es pronto para saber si ha pasado ya la tormenta del peso

Con todos estos argumentos, la Bolsa de Madrid subió ayer ligeramente, el 0,28%, hasta situarse en 285,81 y los mercados interbancarios, dentro de una operativa pequeña, registraron descensos en los tipos a corto mientras que a largo tendían al alza. El Banco de España intervino en el sistema retirando dinero al 7,35% para reducir la liquidez existente. Los tipos a un año se movieron entre el 9,90% y el 10%.

Subasta de certificados

Mañana miércoles se celebra Subasta de certificados de depósito del Banco de España y las miradas se dirigen hacia allí por si el banco emisor decidiera modificar los tipos. Algo que parece improbable toda vez que el gobernador ha dicho reiteradamente que cualquier modificación de los tipos debería ir precedida de un agravamiento de la tasa de inflación o de desbordamiento del volumen de déficit público, algo que no parece ocurra en la actualidad.

El gobernador, Luis Ángel Rojo, viajó ayer a Francfort (Alemania) a la reunión de los gobernadores de los bancos centrales de los países de la Unión Europea agrupados en el Instituto Monetario Europeo (IME). Los gobernadores, que ya comenzaron anoche la reunión con una cena informativa, tendrán oportunidad hoy y mañana de pasar revista a las últimas tensiones en los mercados y a la crisis que ha sacudido al peso mexicano y ha dejado sentir sus efectos sobre el dólar.

El IME dará su bienvenida a los gobernadores de los bancos centrales de los tres nuevos países miembros de la UE (Austria, Suecia y Finlandia) y repasará las directrices monetarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de enero de 1995.

Lo más visto en...

Top 50