Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza proyecta enterrar todo el transporte de mercancías para preservar su medio ambiente

A partir del 2004, ningún camión extranjero podrá circular ya por el país helvético

Los suizos quieren conservar su espectacular medio ambiente y seguir teniendo un alto nivel de vida, algo difícil de conjugar. La creciente degradación de las zonas alpinas -de Suiza, Alemania, Francia e Italia- ha llevado a estos países a plantearse el futuro mediante soluciones basadas en túneles surcados por trenes que transporten todas las mercancías y que convertiránel territorio suizo en algo parecido a su famoso queso de Círruyére. Suiza ya ha aprobado en referéndum prohibir la circulación de camiones extranjeros por sus carreteras a partir M año 2004.

Los suizos se plantean a muy corto plazo la misma solución para el paso de San Gotardo, mientras otro nuevo plan, más radical, propone dejar este paso sólo para trenes. Los Alpes son un obstáculo plantado en medio de Europa. La congestión de tráfico y la contaminación -del aire que causa son especialmente graves en sus ejes norte-sur.El tráfico pesado se dobló en la zona en los últimos 10 años y la contaminación provocada ha llevado a las autoridades suizas a limitar el tráfico de camiones a través de su territorio. En un referéndum celebrado el 20 de febrero de este año, una mayoría de ciudadanos suizos votó por que todos los camiones extranjeros que crucen los Alpes sean transportados en tren a partir del año 2004.

En 1992 la Unión Europea acordó con Suiza la construcción de nuevas líneas de ferrocarril bajo los Alpes por el paso de San Gotardo y por Lotschber. El trabajo debe estar completado en 12 y 8 años respectivamente y constituir un alivio para un problema cada vez más acudante.

Los planes suizos son mantener dos túneles paralelos en San Gotardo, utilizando uno para automóviles y otro para trenes. Esto provocó la protesta de la Comisión Europea, ya qué los camiones extranjeros deberían ir en tren. Las negociaciones siguen en marcha y una solución es la sugerida por la organización conservacionista Word Fund for Nature (WWF), que precisamente tiene sede en Suiza.

. Esta sugerencia se centra en utilizar el nuevo túnel de San Gotardo, de 50 kilómetros de longitud, como sistema combinado de vehículos a motor y ferrocarril y cerrar totalmente el túnel de coches. Por el túnel de ferrocarril van a poder circular .550 trenes al días, 150 más de los que circularán por las líneas que llegan a sus bocas.

El estudio de la WWF propone utilizar esta capacidad extra para absorber todo el tráfico nacional e internacional de mercancías, de forma que todos los camiones y también los coches crucen siempre el paso en tren.

El actual túnel paravehículos es muy caro de mantener y consume gran cantidad de energía. La pérdida de tiempo en la carga y descarga de vehículos sería compensada por un menor tiempo de acceso al túnel del tren, que podría transportar 25.000 vehículos y 3.500 camiones diarios. Actualmente el tráfico por el túnel de coches es de 14.000 automóviles y 2.500 camiones.

Este plan tendría beneficios medioambientales claros., Si se limita el tráfico por el San Gotardo al ferrocarril se emitirían 130.000 toneladas menos de C02 y 840 toneladas menos de óxidos de nitrógeno, y se ahorraría un 50% de la energía necesaria para el transporte de personas y vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 1994