Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un muerto en Chiapas

Los enfrentamientos entre manifestantes antigubernamentales y policías registrados en la capital no fueron los únicos que sufrió ayer México. Otro frente violento estalló ayer en el Estado sureño de Chiapas cuando una persona resultó muerta y otras tres heridas en un enfrentamiento entre pistoleros al servicio de terratenientes y ocupantes de una finca cafetalera. El incidente se produjo en una zona alejada de la región que controla el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.A pesar de los brotes violentos, todos los analistas coincidieron en alabar lo constructivo del discurso de investidura de Ernesto Zedillo. Miguel Ángel Granados advertía ayer desde el diario Reforma que Zedillo abarcó con su discurso un diagnóstico semejante al que se emite en la calle sobre problemas muy sentidos por la gente común.

De igual forma lo interpretaba Joel Ortega, uno de los principales líderes del 68 mexicano, al afirmar que cuando Zedillo reveló que en su Gobierno no había sitio para quienes buscan enriquecerse desde el poder, lo que estaba haciendo era darle una respuesta a la calle, que tiene la sospecha generalizada de que la política es en México una forma de llenarse la barriga y los bolsillos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 1994