Grimshaw gana el premio Mies por la estación que une París y Londres

La estación internacional de Waterloo es un proyecto emblemático para la arquitectura británica y europea. En ese lugar, punto de llegada y partida de los trenes Eurostar que: cruzan el canal de la Mancha, Inglaterra deja de ser una isla y el centro de Londres se sitúa a tres horas del de París.Corno construcción, tiene elementos de la clásica estación ferroviaria y otros más propios de un aeropuerto, pero su principal característica es la ligereza y luminosidad de sus andenes, cubiertos por una techumbre de acero y cristal que semeja al mismo tiempo el espinazo de un animal y las articulaciones de una mano humana.

El Premio Europeo de Arquitectura Mies van der Rohe fue fallado por un jurado de arquitectos europeos integrado por Norman Foster, Henri Ciriani, Herman Hertzberger, Henning Larsen, Fritz Neumeyer, Alvaro Siza Vieira (ganador de la primera edición en 1988), Ignasi de Solá-Morales, Francis Strauven y Elias Zenghelis.

El galardón fue entregado ayer a Grinishaw por el alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, y el comisario europeo de Cultura, Joáo de Deus Pinheiro. El premio es bienal y está dotado con 50.000 ecus (unos ocho millones de pesetas) y una escultura de Xavier Corberó.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS