Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violentos enfrentamientos entre trabajadores de Iberia y fuerzas del orden causan cinco heridos

La violencia estalló ayer en Iberia. Una trabajadora, tres policías y un guardia civil resultaron heridos en los enfrentamientos registrados entre unos 2.500 trabajadores y fuerzas de¡ orden público en el aeropuerto de Barajas (Madrid). La negativa e los sindicatos a recortar el salario un 5% y el posterior anuncio de la dirección 5.220 despidos han abierto la caja de los frenos. Los pilotos amenazaron ayer con querella contra Iberia, y los sindicatos minoritarios convocaron cinco nhueigas en diciembre. Mientras, la empresa mandó ayer una carta convocando a los sindicatos a una reunión conjunta el lunes en un intento de evitar la huelga salvaje anunciada por CC OO y UGT.

Los paros de dos horas por turno que la Coordinadora Sindical (USO, CGT, CNT, CITA y CTA) ha convocado todos los viernes de noviembre se complicaron ayer. Más de 2.500 trabajadores de Iberia mantuvieron en el aeropuerto de Barajas enfrentamientos con las fuerzas de orden público que intentaban descongestionar los accesos al aeropuerto. Tanto en el interior como en las cercanías de las terminales nacional e internacional se produjeron carreras, saltos y cargas en repetidas ocasiones.Algunos trabajadores se tumbaron en las carreteras de acceso a las terminales y otros cruzaban con exagerada lentitud los pasos de cebra con el fin de impedir la llegada de pasaje ros y tripulaciones. Pese a que la compañía ya había cancela do 21 vuelos desde Barajas a causa de los paros, tuvo que cancelar otros cuatro a Barcelona, dos a Sevilla y uno a San tiago, Málaga, Valencia y Bilbao, dadas las dificultades de acceder a Barajas. En total, Iberia canceló ayer 42 vuelos en toda España, de ellos 16 en el aeropuerto de El Prat (Barcelona) donde grupos de trabajado res recorrieron la terminal por tando pancartas de protesta.

En el aeropuerto madrileño de Barajas la calma volvió a las nueve de la mañana y perduró durante toda la j ornada, ya que el paro del turno de tarde discurrió con total normalidad, informa Inmaculada Ruiz.

La Coordinadora Sindical, que agrupa a los sindicatos minoritarios, ha convocado paros de 24 horas para los días 2, 12, 23, 27 y 31 de diciembre. CC OO y UGT anunciaron el jueves que si antes del lunes la empresa no llamaba a negociar de nuevo, los trabajadores de tierra pararían por sorpresa en toda España. [La sola posibilidad de ese paro ha provocado un incremento de la demanda de plazas de tren, lo que ha llevado a Renfe a incrementar entre un 30% y un 50% sus servicios de largo recorrido, informa Europa Press.]

Ayer, la empresa envió a todos los sindicatos una carta convocando a una reunión conjunta y sin condiciones previas, en un intento de reconducir unos ánimos ahora exaltados. En ella, la compañía insiste en que quiere llegar a un acuerdo consensuado que permita a la compañía mantenerse en su dl mensión actual, sin ventas ni despidos traumáticos.

La negativa de todos los sindicatos a aceptar un recorte del 15% sobre los sueldos de 1992 y el posterior anuncio de Iberia de presentar 5.220 despidos y segregar la compañía para su venta ha puesto la situación al rojo vivo. Del total de despidos, unos cien serían de pilotos.

Ayer el SEPLA-Iberia, que agrupa a los pilotos, amenazó con presentar una querella contra la compañía "por falseamiento de la situación de la empresa con el objetivo de restringir o atentar contra la estabilidad en el empleo" si cuando se presente el expediente de rescisión de contratos lo consideran incongruente con la viabilidad de la empresa o sin causa suficiente. En una nota difundida ayer, los pilotos añaden que también procederán legalmente en el supuesto de venta de activos de Iberia al INI-Teneo, "por suponer una autoventa y, consecuentemente, implicar igualmente un falseamiento de la situación patrimonial de la empresa". El ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba afirmó ayer que todavía se está a tiempo de negociar e insistió en que el Gobierno está "totalmente de acuerdo" con la compañía en la "necesidad de garantizar el plan de viabilidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1994

Más información

  • La compañía convoca a todos los sindicatos a una reunión conjunta el lunes