Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

No hay marcha atrás en Dublín

Washington

El primer ministro irlandés, Albert Reynolds, dimitió la semana pasada.( ... ) En EE UU, la principal preocupación es el recién iniciado proceso de paz de Irlanda del Norte.( ... )Reynolds encabezaba una coalición formada por su partido, el Fianna Fáil, y el Partido Laborista. ( ... ) La coalición se ha separado a causa de la insistencia de Reynolds en designar a su abogado general y amigo Harry Whelehan para el Tribunal Supremo. La candidatura no fue apoyada por los laboristas a causa del papel desempeñado por Whelehan en dos episodios: el intento, hace pocos años, de evitar que una adolescente de 14 años viajara a Gran Bretaña para abortar y el retraso en entregar a un sacerdote católico a Irlanda del Norte, donde era buscado por abuso sexual contra un niño. Ambos incidentes reflejan el cambio en las relaciones entre el Gobierno irlandés y la Iglesia católica. ( ... )

El Fianna Fáil ha elegido a un nuevo líder, Bertie Aheam, y la apuesta es que sea capaz de reformar la coalición con los laboristas.(...) En tal caso es casi seguro que el proceso de paz seguirá. adelante. Pero aunque una combinación diferente alcanzara el poder, el pueblo irlandés se encomendaría a la paz. ( ... )

Grandes progresos se han alcanzado desde que el IRA. anunció el alto el fuego en agosto. ( ... )

Cualquier nuevo líder irlandés debe seguir adelante con la reconciliación que ahora está en marcha.

, 23 de noviembre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1994