Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos niegan la esterilización de los deficientes psíquicos

Una intromisión del Estado en el ámbito personal, dice la Iglesia

Permitir la esterilización de los disminuidos psíquicos es una intromisión del Estado en el ámbito de decisión de la propia persona. Así lo entienden los obispos españoles, que condenan el precepto del Código Penal que tolera esta medida y que el Tribunal Constitucional considera que no vulnera la Carta Magna. Los prelados, pese a ello, han aplazado la divulgación de una nota que condena esta permisividad alegando que estaba desactualizada.

Las cocinas episcopales habían anunciado que la nota sobre la esterilización de los deficientes psíquicos iba a ser servida ayer. Pero no fue así. Justificación oficial: estaba desactualizada, dijo el obispo secretario, José Sánchez. No tenía en cuenta la declaración del Tribunal Constitucional que, el pasado mes de julio, declaraba que este precepto del Código Penal que permite la adopción de esta medida no vulnera la Carta Magna.Otros prelados señalaban, además que la nota era demasiado contundente y que debía ser mas acogedora con las familias afectadas por esta cuestión.

La nota no salió, pero José Sánchez, que compareció ante la Prensa con Fernando Sebastián, vicepresidente de la Conferencia Episcopal reunida esta semana, explicó la columna que la vertebrará. "Esta medida atenta contra la dignidad de la persona humana y contra su derecho a la integridad fisica", dijo.

Medidas como la. esterilización de, los deficientes psíquicos, cuestión que equiparó con el aborto, sólo pueden ser admisibles, según el prelado, en "caso de peligro de muerte o de grave enfermedad. Supone, además, una intromisión del estado en el ámbito de decisión de la propia persona".

Derechos inalienables

El obispo secretario abundó, utilizando argumentos similares a los esgrimidos contra el aborto, que "la persona tiene unos derechos inalienables que no pueden ser vulnerables y ni la madre, ni el padre, tú los tutores, ni el Estado pueden interferirse en asuntos que afectan a la vida, a la integridad física o moral". Y puso como ejemplo, desde una ablación hasta la mutilación de un órgano.Sánchez manifestó la preocupación de los obispos por las familias de estas personas y dijo que "es un problema que hay que atender muy de cerca y con mucha comprensión pero tiene un límite, cuando se ataca a la vida o a la personas. En su opinión, hay que "mover la sociedad porque los tutores y los padres están para proteger los derechos de estas personas pero, prácticamente, se les conduce a ser los colaboradores en la vulneración de un derecho.

Otros caminos

Para el obispo secretario hay "otros caminos" que, a su juicio, permiten eludir la esterilización. Y estos pasan por los centros de atención especializada o la entrega en adopción del hijo de un deficiente psíquico a "parejas dispuestas, a acogerlas, que las hay".La incógnita saltó cuando fue preguntado acerca de si el episcopado aceptaría el uso de preservativos por los deficientes. "Ese es otro tema que está vinculado, pero que no está ahí [en la nota]" dribló el obispo.

La asamblea plenaria de los obispos, que tiene previsto finalizar el viernes, aprobó ayer el documento de Pastoral Obrera y la reforma de los actuales catecismos y dejó pendiente para_los próximos, días el documento sobre la familia y los presupuestos de la Conferencia para el próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de noviembre de 1994