Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo critica el plan de reforma de la Ciudad Universitaria

El Defensor del Pueblo ha aconsejado al Ayuntamiento de Madrid y a las universidades Complutense y Politécnica que prohíban las principales actuaciones del Plan Especial de Reforma de la Ciudad Universitaria. Los objetivos que recoge el plan -y que el Defensor desecha- son: nuevos edificios (porque aumentan en un 12% el volumen edificado); 11.000 plazas de aparcamiento y elevar el número de calles que comunican la N-VI con la ciudad (en ambos; casos porque atraerán el tráfico).

El Defensor del Pueblo hace estas sugerencias a las instituciones citadas (que forman el Consorcio Urbanístico de la Ciudad Universitaria, gestor de la reforma) para paliar el deterioro del recinto y preservar sus espacios verdes, después de estudiar la queja de un ciudadano.El Plan Especial se debatirá en un pleno municipal el próximo día 25, y se votará su aprobación inicial. La entrada en vigor de esta reforma precisa la modificación del Plan General de Urbanismo. La polémica reforma ya ha recibido otras advertencias. La Oficina del Plan General frenó sus pretensiones en marzo de 1993. Los 380.000 metros cuadrados de nueva construcción previstos se rebajaron a 195.000. La Ciudad Universitaria tiene 530 edificios, que ocupan 1,6 millones de metros cuadrados.

Entre las alegaciones presentadas al plan, el grupo municipal del PSOE destacó que la Complutense pretende centralizar un campus cuando la tendencia actual es la contraria. El concejal socialista José María de la Riva llegó a decir ayer: "No es sano que una universidad utilice el urbanismo como un especulador", y añadió que "no se entiende que una universidad, que es un foco de esperanza, se dedique a destruir jardines".

Izquierda Unida votó en contra de la aprobación inicial en diciembre. El portavoz del grupo, Paco Herrera, indicó ayer que sólo aceptarán las 11.000 plazas de aparcamiento previstas en subterráneo si se eliminan las de superficie. IU propone reducir el uso a 80.000 alumnos (ahora acuden 102.000) y que la administración central abandone los edificios que actualmente ocupan (el 30% de los 530 existentes).

Margarita Rituerto, Defensor del Pueblo en funciones, remitió a las tres instituciones el 8 de noviembre la carta en la que expresa "la grave situación de deterioro en que se encuentra la Ciudad Univesitaria" y la necesidad de adoptar medidas para su protección.

Estacionamientos

El Defensor del Pueblo exigió un informe al Consorcio Urbanístico Ciudad Universitaria, cuyo director técnico, Leopoldo Arnaiz Eguren, es también el redactor del Plan Especial. Analizado dicho texto, el Defensor del Pueblo comunica sus dudas sobre el uso sólo universitario del estacionamiento en construcción sobre las cocheras de la Línea 6 de metro, porque el convenio firmado en julio de 1991 entre la Complutense, la Politécnica, el Ayuntamiento y la Comunidad fija la explotación de uso general del aparcamiento.Leopoldo Arnaiz ha rechazado durante tres días los; requerimientos de este periódico para que explique qué medidas tomará el Consorcio Urbanístico respecto a la recomendación del Defensor del Pueblo.

Dionisio Ramos, vicegerente de Obras de la Complutense, indicó ayer que la construcción de aparcamientos, aparte del citado, se verá limitada por motivos presupuestarios. Así, uno de los previstos -bajo un futuro paraninfo cultural- depende de que éste se construya, ya que está presupuestado en 35.000 millones.

La carta del Defensor plantea la conveniencia de llevar al campus la Escuela de Minas. Rituerto razona que si se pretende descongestionar Ríos Rosas, donde ahora se encuentra la escuela, lógicamente se aumenta la evidente saturación de la ya congestionada Ciudad Universitaria, recinto previsto para unos 15.000 estudiantes, y que alberga a más de 175.000".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de noviembre de 1994

Más información

  • La institución sugiere que se prohíban nuevas construcciones