Berga ingresa en prisión y dice que ayudará a aclarar el fraude millonario de Brokerval

Francisco Berga, ex vicepresidente de la agencia de valores Brokerval, ingresó ayer en la prisión de Palma de Mallorca, pocas horas después de ser deportado con urgencia desde Panamá. Berga ha permanecido cuatro meses en Panamá, tras huir a raíz del escándalo financiero de la quebrada agencia de valores, y dijo que llega dispuesto a colaborar con el juzgado para clarificar el destino del dinero desaparecido.Berga llegó a España en un vuelo a Madrid. Desde allí viajó a Palma de Mallorca, donde la policía le condujo hasta la prisión. Él y sus socios dejaron Brokerval repleta de agujeros y "tan liada como la pasta de una ensaimada", en opinión de los investigadores. Han desaparecido 400 millones de pesetas y se ha descubierto una telaraña de comunidades de bienes que manejaron 200.000 millones de pesetas en Canarias, Baleares y Cataluña. La bolsa de dinero negro de la agencia supera los 3.000 millones de pesetas.

Ahora, Francisco Berga y otros tres consejeros que se encuentran en libertad están encausados por presunta estafa, apropiación indebida, falsedad documental y fraude a Hacienda. Más de 150 inversores han denunciado la pérdida de sus depósitos -en torno a 400 millones de pesetas- y los accionistas han perdido el capital social y las reservas, más de 200 millones de pesetas. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha expedientado a los consejeros de la entidad.

Fondos del Gobierno

Brokerval contaba con el aval de haber operado con fondos del Gobierno balear, del Partido Popular (PP), y la Universidad de Baleares. Estas entidades confiaron a Berga más de 4.000 millones de pesetas procedentes de las denominadas puntas de tesorería, que debían ser destinadas a operaciones especulativas de alto rendimiento.

El presidente del Ejecutivo regional, Gabriel Cañellas, solicitó comparecer ante el Parlamento balear para asegurar la normalidad de las inversiones de los fondos oficiales en letras del Tesoro. En la Universidad, se solicitó un informe al interventor del Estado. Sin embargo, otra sociedad pública balear, la de garantías recíprocas Isba, perdió 20 millones de pesetas. La agencia Brokerval simuló unas inversiones inexistentes y sus responsables fueron denunciados por presunta estafa. El letrado Laureano Arquero criticó "las inversiones absurdas y las situaciones descalabradas en perjuicio de los pequeños inversores que han padecido los resultados castastróficos de la gestión".

La agencia cobró personalidad propia al estar Berga relacionado accionarialmente con la firma Inverbroker, sociedad de valores y Bolsa en la que participaban el ex ministro José Pedro Pérez Llorca, los hermanos Jaime y Rafael Monjo Carrió -hoy corredores de comercio- y Salvador Miras, que fue síndico presidente de la Bolsa de Barcelona. También fueron directivos de la entidad Emilio Gilolmo e Ignacio Riera. Inverbróker fue vendida a La Caixa en 1990, pero Berga siguió operando con esta denominación.

La Banca Abel Matutes -que era propiedad de la familia del eurodiputado del PP del mismo nombre- participó en una de las ramas del negocio -Inverbroker Ibiza- Esto hizo que el pasado verano se alentaran supuestas relaciones político-financieras, negadas de inmediato por Matutes y el PP. El Político dijo que no, conocía a Berga. Sin embargo, Francisco Berga dijo ayer, en el viaje que realizó de Madrid a Palma, que existieron contactos personales entre él y Matutes, y negó haber mantenido relaciones económicas con el PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de noviembre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50