Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

A la búsqueda de un político honrado

¡A trabajar! Si hay un mensaje que se reitera en los comentarios de los residentes del colegio electoral 2 del Distrito de Columbia (Washington, capital), es el de que ha llegado la hora de que los políticos se remanguen y dejen de lado sus diferencias para hacer algo por el país. "Los políticos tienen que dejarse de tonterías y darse cuenta de que en estas elecciones lo que debe contar son los problemas de la gente. A mí me da igual quién gane, aunque soy republicana. Lo que quiero ver es que los elegidos hagan algo", dice Tina, una mujer negra que trabajó en la campaña de George Bush en 1992.Elaine, una ejecutiva, es más directa: "Hay que echar a todos los políticos". Los humores en la biblioteca pública West End, situada en una alameda de la parte noroeste de Washington, oscilan entre la esperanza y el desánimo, entre el nerviosismo y la serenidad, a medida que hombres y mujeres. con el pelo aún húmedo de la ducha y el maletín en la mano se acercan a depositar su voto. La calle está cubierta de carteles y globos. Voluntarios de cada candidato distribuyen panfletos, confiando en la utilidad de estos recordatorios de última hora. Hay una sensación en el aire de que algo está pasando, de que puede abrirse una nueva etapa.

Brenda Parker, una cuarentona de Carolina del Norte, ha madrugado para hacer campana por su hermano que se presenta al Ayuntamiento del distrito de Columbia. "Honradez", asegura. "Eso es lo que busco con mi voto. Quiero que haya personas honradas en el poder". El futuro, no parece muy despejado para algunos de los que se acercan a votar. Julia, una abogada de 30 años, trata de no despreciar la inteligencia de sus compatriotas, pero dice que "no tienen ni idea de lo que quieren". Jeff, un joven ejecutivo, cree que los norteamericanos tendrán "lo que se merecen" cuando se levanten esta mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 1994