Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro también se cuece en la cocina

Rodrigo García incluye en la obra recetas de cocina atribuidas a Leonardo da Vinci

El espectáculo empieza cuando los actores comienzan a elaborar una suculenta comida y termina cuando la mesa está servida. Las viandas, que no son de atrezzo, sino provenientes del mercado, se cuecen en el escenario. Notas de cocina es el nombre del montaje del autor, realizador, escenógrafo y director Rodrigo García, quien también ha incorporado en esta ocasión a su trabajo al mismísimo Leonardo da Vinci, al tomar prestadas una serie de recetas de cocina atribuidas algenio renacentista.

Rodrigo García de 30 años, es director artístico desde 1989 de La Carnicería Teatro, un grupo al que le gusta ir más allá de los límites en los que se mueve el arte escénico.Notas de cocina se estrena por primera vez en España, pero el espectáculo llega precedido de un importante éxito obtenido en el Festival Intercity de Florencia, donde fue estrenado bajo él nombre Paté di ragazza, con actores y colaboradores italianos y con una concepción muy distinta, según su autor y director.

Rodrigo García confiesa que detrás de su afición por emplear elementos gastronómicos en sus dramaturgias no hay ningún afán ritualista, ni siquiera una oculta obsesión.

"Trato de utilizar cosas que en principio no sean teatrales, de incorporar elementos que vienen de fuera de la escena a ver qué pasa con ellos dentro", dice, al tiempo que reconoce que todos los ritos que giran en torno a la comida simbolizan algo muy fuerte. "Lo cierto es que no lo razono, es sólo un recurso que, como con otras tantas cosas que se repiten dentro de uno mismo, es algo irreflexivo", añade el director.

Carne, pescado y verdura

En esta ocasión, Rodrigo García ha puesto en torno a la mesa de cocina a dos hombres y una mujer, y entre receta y receta van apareciendo las particulares obsesiones de estos tres personajes, que "cocinan de verdad". "Utilizan carnes, pescados y verduras de verdad, y, sobre todo, textos y emociones verdaderas", dice el autor de este trabajo, en el que también intervienen, sobre el escenario, Miguel Ángel Altet, Celia Bermejo y Gonzalo Cunill. Además, en la representación de la pieza se utiliza música compuesta por Schumann, Pérez Prado y Xavier Cugat, entre otros músicos.En el texto se incluyen antiguas recetas de cocina atribuidas a Leonardo da Vinci, platos sorprendentes de la llamada nouvelle cuisine, junto a recetas sencillamente impracticables.

'Notas de cocina', en la sala Pradillo, hasta el 20 de noviembre. De jueves a domingo, 21.00. Viernes 11 y 12 de noviembre, 20.00. 1.200 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 1994