"Un viaducto sobre la Casa de Campo atenta contra la naturaleza"

Julio Cano Lasso (74 años) y sus hijos Diego, Gonzalo, Alfonso y Lucía dibujan edificios con la remota esperanza de llevarlos algún día a la práctica. Se han especializado en ganar concursos, como la última edición del Premio de Arquitectura del Colegio de Arquitectos de Madrid, pero se lamentan de que en la ciudad tan sólo trabajan 20 arquitectos, cuando podían hacerlo 200.Pregunta. ¿Hay dinero para hacer buena arquitectura?

Respuesta. Hay más recursos que en cualquier otra época de la historia. Lo que ocurre es que antes se empleaba en hacer de la ciudad una obra de arte, y ahora eso no interesa.

P. ¿A quién no le interesa?

R. En estos momentos se construye un nuevo. Ministerio de Asuntos Exteriores en Padre Damián, y no sabemos ni quién lo hace ni cómo es. En otra época esto hubiera preocupado a todos, desde el Rey al último funcionario.

P. ¿Los ciudadanos de Madrid no aprecian la arquitectura que se hace aquí?

R. Hay poco aprecio y mucha incomprensión entre los arquitectos y la sociedad. Hacemos arquitectura para arquitectos, somos frívolos, estamos pendientes de las modas, y a la gente le preocupan más otras cosas.

P. ¿Qué opina de los últimos grandes proyectos ejecutados en la ciudad?

R. El Campo de las Naciones ha sido una, ocasión perdida, porque se ha gastado mucho dinero y se podía haber hecho mejor. Con las torres KIO Madrid debería haberse ofendido, nos han tornado por paletos, porque hacer un edificio inclinado es tan antinatural como salir de casa a la pata coja.

P. ¿Qué opina de la reforma de la plaza de Oriente?

R. Prefiero no opinar, el proyecto no lo conozco.

P. ¿Recuperar el valle del Manzanares es el sueño de usted para Madrid?

R. Sería maravilloso si se pudiera recuperar con jardines y huertos y tener la fachada de Madrid frente al valle. Pudo hacerse y no se hizo, pero puede que dentro de unas generaciones se consiga.

P. ¿El viaducto del metro sobre el río rompería esta imagen?

R. Hacer un viaducto sobre la Casa de Campo es un atentado contra la naturaleza, una equivocación.

P. ¿Qué tiene de especial su premiado edificio Aragón, en la calle de Alcalá?

R. Es un edificio industrial de arquitectura utilitaria, que consiste en resolver los problemas con la máxima sencillez.

P. ¿Qué necesita con urgencia la ciudad?

R. Lo más urgente es que la ciudad no se desentienda de proyectos como los del nuevo ministerio y que para temas importantes llamen a buenos arquitectos. El que la ciudad se desentienda de esas cosas es un hecho gravísimo.

P. ¿Se hace buena vivienda social?

R. En España se hace una magnífica vivienda social a nivel mundial. Es imposible hacerla mejor con los presupuestos mínimos que se emplean.

P. ¿Hay una arquitectura social madrileña?

R. Es un estilo sobrio, sencillo, de líneas racionalistas y carente de frivolidad. No hay dinero para adornos, y la verdad es que ni falta que hace. Las habitaciones tienen las medidas adecuadas, y los huecos están bien colocados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de octubre de 1994.