Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inscripción en los talleres del Galileo provoca colas desde altas horas de la madrugada

Este año hay un total de 1.100 plazas

Al menos un centenar de personas no durmió en su cama la noche del domingo al lunes. A las seis de la mañana ya estaban apostados en las puertas del Centro Cultural Galileo, para inscribirse en uno de los 84 talleres que comienzan el día 24 de octubre. En total hay 1.100 plazas. El año pasado 1. 600 vecinos se quedaron sin sitio.La directora del centro, Escolástica Fernández, está acostumbrada al tumulto del primer día de matrícula. "No hay manera de evitar las colas. En los cuatro años que llevo como directora hemos probado una decena de sistemas, pero no hay manera de resolver el problema: las plazas y los talleres son limitados".

A las ocho de la mañana, la cola iba desde la calle de Fernando el Católico -donde está ubicado el centro- hasta la de Meléndez Valdés, por Galileo, en el distrito de Chamberí. Almudena nunca imaginó que se encontraría con esa cantidad de gente. "Si lo hubiera sabido, me hubiese venido a las cuatro de la mañana. ¿Qué más da esperar desde las cuatro hasta las nueve de la mañana, si tienes la seguridad de que conseguirás la plaza? He llegado a las ocho y ya es la una de la tarde y creo que no me podré apuntar en el curso de fotografía", dice.

Los más listos han sacado provecho de la cola. Un vendedor de café y bollos se instaló de madrugada con dos termos. El desayuno simple costaba 100 pesetas, y el suplemento de aguardiente, 25.

Según Escolástica Fernández, los talleres que primero se llenan son los de gimnasia, cerámica, pintura, dibujo, fotografía y encuadernación. "Hay pocas plazas, porque la dedicación es personalizada. No podemos ampliar más los horarios, porque funcionamos de nueve de la mañana a nueve de la noche. Tampoco tenemos más espacio físico diponible", asegura la directora.

Los talleres duran tres trimestres y se autofinancian. "Los docentes tienen titulación y la hora de clase no supera las 300 pesetas. Los talleres los elige el equipo de Cultura", señala Fernández. Los precios por trimestre oscilan entre las 4.000 y las 14.000 pesetas.

Fuera, la cola hierve. "Los cursos son buenos y baratos, en comparación con lo que ves por ahí", dice Natalia, de 24 años.

Las matrículas continúan hoy. Todavía hay plazas para los cursos teóricos de Apreciación Musical, Historia del Arte Madrileño, Literatura e Historia del Arte.

Inscripción. Centro Cultural Galileo. Fernando el Católico, 35. De 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de octubre de 1994